hospimedica2

La Universidad del País Vasco permite la humillación a las victimas al permitir al asesino etarra López de Abetxuko dar una charla en sus instalaciones

asesino etarra lopez abechuco

Ana Velasco Vidal-Abarca y Eduardo Lázaro Ezquerra denuncian sentirse "desamparados" al permitirse la conferencia del ex preso en la Universidad del País Vasco el próximo martes 10 de diciembre

Ana Velasco Vidal-Abarca y Eduardo Lázaro Ezquerra se quedaron huérfanos en 1980. No fueron los únicos. 98 personas fueron asesinadas por etarras como José Ramón López de Abetxuko.

ETA perpetró 22 secuestros. El director de cine Iñaki Arteta describe en el documental '1980' el desprecio social que sufrían las víctimas que, tras el terrible dolor del asesinato, arrastraban el desprecio de la sociedad de la que formaban parte.

Casi 40 años después, Ana y Eduardo denunciaron este domingo sentirse "desamparados por las instituciones y por la Justicia" tras anunciarse una conferencia ante jóvenes de José Ramón López de Abetxuko y del abogado y ex miembro de ETA Txema Matanzas en la Universidad del País Vasco el próximo martes.

Ana Velasco y Eduardo Lázaro eran tan sólo unos niños cuando ETA acabó con sus padres. Según las sentencias judiciales, López de Abertxuko participó en los asesinatos perpetrados contra el jefe de Miñones Jesús Velasco el 10 de enero y fue uno de los ejecutores del jefe de la policía local de Vitoria Eugenio Lázaro el 13 de abril.

Las dos víctimas quisieron dar otro paso adelante para denunciar el "escarnio inconcebible" de que el asesino de sus padres, en libertad desde el pasado año, sea acogido por la Universidad vasca para protagonizar una charla ante estudiantes en la que denunciará la situación en la que se encuentran sus compañeros de ETA encarcelados.

La conferencia se desarrollará el martes a partir de las 12.30 horas en el Aulario del campus universitario de Vitoria y ha sido organizada por la asociación Sare que reclama la libertad para los presos enfermos y el acercamiento a cárceles vascas de todos los etarras en prisión.

Reclaman la suspensión del acto

"Nos sentimos absolutamente inermes", reconocen los hijos de las víctimas de Abetxuko que ya vieron con estupor cómo el etarra fue recibido por familiares, amigos y simpatizantes de la izquierda abertzale con toda la macabra liturgia que el entorno de ETA reproduce sólo con los presos más duros.

Abetxuko, un enfermo terminal para el que se reclamó incluso desde las instituciones nacionalistas su puesta en libertad, acudirá a la Universidad vasca el día 10 pero tanto las víctimas como el delegado del Gobierno en el País Vasco Jesús Loza han reclamado la suspensión del acto y la Asociación Esteban de Garibay que preside Carlos Urquijo ha convocado una concentración de protesta que se celebrará quince minutos antes de que se inicie la charla.

Ni Sare ni la UPV han aclarado aún si la conferencia denunciada por los hijos de las víctimas de Abetxuko se llevará finalmente a cabo. Los responsables de comunicación de la Universidad , ajenos a la polemica cesión de sus instalaciones a un acto de esta naturaleza, han optado durante las últimas 48 horas por el silencio.

"Nos sentimos profundamente dolidos, maltratados y avergonzados al comprobar que en España se pueden cometer impunemente agravios tan terribles", constataron en un comunicado Ana Velasco y Eduardo Lázaro.

Los dos intentaron en vano que la Justicia actuara contra los organizadores del homenaje que dispensaron en julio de 2018 el año pasado y ahora temen que también esta vez el ex etarra se salga con la suya.

"Consideramos que hechos como estos nos conducen no al final del terrorismo sino a su legitimación", advierten. Su conclusión, tras la terrible experiencia personal que han soportado durante casi 40 años es rotunda: "Sin duda ninguna, hoy más que nunca, las víctimas hemos perdido".

También el delegado del Gobierno Jesús Loza ha alzado su voz contra la conferencia de Abetxuko y Matanzas que, además, se celebrará el Día Internacional de los Derechos Humanos. Loza se mostró "indignado" y pidió a Sare la suspensión del acto en una entrevista en la Cadena Ser Euskadi.


Imprimir   Correo electrónico