La Guardia Civil ha intervenido tres armas de fuego en la casa de los terroristas de Resistencia Galega

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad Terrorismo y Victimas

fotografias de archivo anton garcia d y asuncion losada ifuenteefe

La Guardia Civil incautó de tres armas de fuego y diversa cartuchería, así como abundante documentación y dinero en metálico en el registro que durante casi trece horas se realizó este sábado en la casa de Fornelos de Montes (Pontevedra) en la que residían los dos líderes del grupo terrorista Resistencia Galega.

En el registro, al que fueron trasladados los dos arrestados, Toninho y Asunción Losada, se intervino en concreto un fusil de asalto Cetme LC, un arma denotadora, un revólver del calibre 22 y cartuchería de distintos calibres, además de dinero y documentación.

Antón García Matos, alias Toninho y Asunción Losada Camba fueron trasladados desde Madrid a la prisión pontevedresa de A Lama, desde donde fueron llevados a la zona rural de Baños, en Fornelos, a primera hora del sábado.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón decretó prisión incondicional por el supuesto delito de pertenencia a organización terrorista a ambos y a otras dos personas consideradas colaboradores de la organización, que fueron detenidos el fin de semana pasado en el marco de la denominada 'Operación Lusista'.

Toninho y Losada fueron arrestados en virtud de las requisitorias de los juzgados de instrucción 4 y 6 de la Audiencia Nacional por los delitos de pertenencia a organización terrorista en grado de dirigente, tenencia y transporte de explosivos y falsedad documental.

Los agentes de la Guardia Civil también arrestaron ese mismo día a Miguel García Nogales, que acompañaba en esos momentos a Toninho y Losada. El domingo fue detenido el cuarto investigado.

Las operaciones policiales realizadas los últimos años habían conseguido desarticular los comandos de la organización terrorista y detener a todos sus miembros, además de actuar contra su entramado organizativo de apoyo.

Pero Toninho y Losada permanecían huidos desde 2006, lo que permitía a Resistencia Galega mantener los conocimientos técnicos y la experiencia para la confección de artefactos explosivos.

Los investigadores creen que Antonio García Matos y Asunción Losada Camba son pareja y que estaban al frente de la organización. Ambos figuran desde hace años entre los terroristas más buscados de España, hasta el punto de que sobre ellos pesaba un código rojo de Interpol, orden internacional de busca y captura.

Contra ellos pesan acusaciones que van desde pertenencia a organización terrorista en grado de dirigentes a tenencia, transporte de explosivos o falsedad documental. Su búsqueda se centraba en Portugal, pero hace unos meses se había ampliado a Venezuela.

Imprimir