hospimedica2

Covite reivindica la necesidad de su existencia y exige al Gobierno "la foto de la derrota final" de ETA

covite

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha reivindicado la necesidad de su existencia en la celebración del XX aniversario de su fundación. "Fuimos y seguimos siendo necesarios", ha defendido Consuelo Ordóñez, quien ha resaltado que nunca han querido ser "víctimas de la paz" y ahora tampoco quieren serlo.

 En ese sentido, exigió al Gobierno español que “se detenga hasta el último etarra” porque quieren “la foto de la derrota final” de ETA. En su intervención, Ordóñez recordó que fue “una pedrada” que recibió cuando participaba en las concentraciones que se celebraban en la Paloma de la Paz de San Sebastián la que “marcó” su vida e hizo que se iniciara su camino posterior en Covite. En esa línea, afirmó que la trayectoria de Covite ha sido “un camino de rosas y espinas” y defendió la necesidad de continuar con la labor que realizan

Covite ha conmemorado, en un acto celebrado en el Palacio de Miramar de San Sebastián, las dos décadas de trayectoria del colectivo, fundado el 28 de noviembre de 1998 por Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995; Teresa Díaz Bada, hija del teniente coronel de Infantería y superintendente de la Ertzaintza Carlos Díaz, asesinado por ETA el 7 de marzo de 1985; y Cristina Cuesta, hija del delegado de Telefónica en Gipuzkoa Enrique Cuesta, asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas el 26 de marzo de 1982.

Además de las tres fundadoras, el evento ha contado con la presencia de algunos de los galardonados con el Premio Internacional que otorga Covite cada año, como el juez Javier Gómez Bermúdez, Adrián Arteta en nombre de su padre, Iñaki Arteta, representantes de Cuerpos Técnicos en Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil, el filósofo Joseba Arregi, el periodista Marcos García Rey, a ex coordinadora de la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Terrorismo de la Audiencia Nacional, Carmen Alba, así como Joaquín Echeverría, padre de Ignacio Echeverría, asesinado en Londres durante un atentado yihadista.

También han estado presentes en esta ceremonia de aniversario dirigentes anteriores y actuales del PP vasco como María San Gil, Amaya Fernández, o Borja Sémper, entre otros.

En su intervención, Ordóñez ha subrayado que Covite "seguirá resistiendo" porque tiene "retos pendientes", entre los que están "ganar la batalla del relato" y la "deslegitimación" del proyecto político de ETA. "Seguiremos luchando por mantener nuestra independencia. Todos los que nos han odiado tanto nos han curtido y las dificultades nos dan más fuerza", ha enfatizado.


Imprimir   Correo electrónico