hospimedica2

El acoso a la Guardia Civil no cesa en Alsasua

cartel del ospa eguna de 2018 que se celebra en alsasua ec

La vida de los guardias civiles y de las personas que con ellos se relacionan en Alsasua no puede llamarse hoy una existencia normal. Sigue el acoso a los guardias civiles en la localidad y este año se ha vuelto a realizar el "Ospa Eguna", la jornada de odio y acoso en la que se pide la salida de la Guardia Civil de la localidad, después de que el año pasado se suspendiera la jornada de odio a la espera del juicio por los agresores de dos guardias civiles y sus parejas. Esta campaña es la continuación a la campaña de ETA "Alde Hemendik" que se llevó por delante a más de 500 miembros de las FCSE. Hoy en Alsasua los nostálgicos de la banda asesina, los violentos del mundo abertzale siguen queriendo echarlos.

El movimiento 'abertzale' Ospa Herri Mugimendua ha recuperado la tradicional jornada de odio contra de la presencia de la Guardia Civil en este municipio navarro, después de que el pasado año fuera suspendida a la espera de que se celebrará el juicio contra los ocho jóvenes imputados por los hechos y que en junio de este año fueron condenados por la Audiencia Nacional a penas que oscilan entre los dos y los trece años de cárcel por los delitos de atentado a los guardias civiles, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

Los organizadores de la jornada venden este día como algo "festivo y reivindicativo", pero los mensajes de cara al que va a ser el primer 'Ospa Eguna' que se celebra en el municipio tras la brutal paliza en la madrugada del 15 de octubre de 2016 en plenas ferias de la localidad están repletos de llamamientos a la lucha para hacer frente a la "represión" y de odio. Comenzando por la propia convocatoria de la jornada, que se ha celebrado bajo el lema 'Nos levantaremos de las llamas más fuertes que nunca'. Así se refleja en euskera en el cartel anunciador de esta cita, en el que una llamarada surge de la palma de una mano mientras en la parte superior del mismo junto a la palabra 'Ospa' aparece el dibujo de una persona que lanza un objeto que se asemeja a una granada, incitando a la violencia contra los agentes.

Esta jornada de acoso y odio contra la Guardia Civil, cuyo cuartel está a las afueras de la ciudad, medio escondido en un bosque, está presente estos días en todos los rincones del municipio con numerosas pancartas que llaman a participar en este acto y que exigen a la Benemérita que se marche del municipio. Se pretende que sea una jornada masiva y, por ello, se están fletando numerosos autobuses desde otras localidades navarras y del País Vasco para acudir este sábado a esta localidad gobernada por Javier Ollo, de Geroa Bai, la marca del PNV en Navarra, quien ha mostrado en numerosas ocasiones su protesta por la acción judicial contra los agresores, al igual que lo ha hecho el Gobierno de Uxue Barkos.

una pancarta en alsasua que pide a la guardia civil que se vaya del pueblo ec

La Guardia Civil está en el centro de la diana, pero los 'disparos' también se dirigen hacia la Policía Foral y los jueces, que "han elevado el nivel represivo", según denunciaron los portavoces de Ospa Herri Mugimendua a principios de agosto en una comparecencia en Alsasua para presentar la nueva edición de un acto que, con la especial salvedad de 2017, se viene celebrando desde 2011. "¡Que sea una demostración de fuerza ante la represión!", proclamaron los organizadores del evento, que, ante lo que consideran una "caza de brujas", advirtieron de que "no conseguirán imponernos una falsa convivencia con quien nos reprime".

La organización pide "una demostración de fuerza ante la represión" y advierte: "No nos impondrán una falsa convivencia con quien nos reprime"

"Sabemos quienes son los que quieren, por medio de escarmientos, extender el terror en la sociedad, ellos son los terroristas", se refleja en el manifiesto con motivo del 'Ospa Eguna' de este jueves, que incluye "juegos", "música", comida popular, monólogos, una conferencia para conocer la "realidad de las prisiones" o una kalejira, entre otros actos. Durante la jornada se reproducirán las mofas hacia la Guardia Civil. Ya se han dado con anterioridad con representaciones teatrales en las calles que ridiculizan a este cuerpo y que son divulgadas a través de las redes sociales. Tampoco han faltado las parodias animadas que se burlan de la Benemérita para 'vender' esta jornada que se celebra sin ningún impedimento entre la denuncia de ctimas de ETA. En 2016, Dignidad y Justicia exigió a la Fiscalía de Navarra que reclamara la prohibición de este acto en pro de la expulsión de la Guardia Civil al sostener que esta celebración es constitutiva de un delito de injurias contra este cuerpo. "Esta reivindicación coincide con una de las reclamaciones históricas de la organización terrorista ETA", censuró su presidente, Daniel Portero, quien recordó que en alguna convocatorias se han usado en la escenografía anagramas de ETA u otras organizaciones declaradas ilegales por su carácter terrorista.


Imprimir   Correo electrónico