Fracaso de convocatoria de la asociación proetarra de apoyo a los presos de ETA "Kalera Kalera" en la manifestación en Bilbao donde han pedido la excarcelación de todos los presos

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad Terrorismo y Victimas

kalera foto610x342

La asociación Kalera Kalera a favor de los presos de ETA ha reclamado este viernes en una manifestación que ha recorrido las calles de Bilbao una hoja de ruta para la excarcelación de todos los reclusos. La manifestación no obstante ha sido un fiasco para sus organizadores ya que la participación no ha sido muy numerosa.

 Los manifestantes se han dado cita a las doce del mediodía en la Plaza Elíptica, donde, de forma previa a la marcha, se ha rendido un homenaje a Fernando Morroni y Roberto Facal, dos jóvenes uruguayos que murieron a tiros en Montevideo en 1994 tras una marcha solidaria con los asesinos de ETA huidos de la Justcia.

Banderas a favor del acercamiento de los presos a cárceles vascas e ikurriñas han estado presentes en una rápida marcha que no ha contado con el apoyo de las bases 'abertzales', ya que la participación no ha sido numerosa y apenas ha logrado congregar a varios centenares de personas. Atrás quedan ya esos tiempos en los que la izquierda 'abertzale' sacaba a la calle a miles de personas en apoyo a los presos con motivo de las fiestas de Bilbao.

Precisamente, a la vista de esta escasa afluencia, Garbayo ha hecho un llamamiento a la base social de la izquierda ‘abertzale’ para que participe “activamente” en todas las iniciativas que la iniciativa Kalera Kalera va a llevar a cabo en las próximas fechas en apoyo a la puesta en libertad de todos los presos. “Con esta manifestación nos dirigimos a nuestro pueblo, es importante mantener viva la reivindicación 'A la calle' (...) La lucha por este pueblo merece la pena”, ha proclamado la exreclusa, que fue condenada a 20 años de cárcel por su integración en el ‘comando Galicia’ que planeó atentar contra el entonces presidente de la Xunta Manuel Fraga.

La marcha se ha iniciado a mediodía en la Plaza Elíptica de la capital vizcaína con un homenaje a Fernando Morroni y Roberto Facal, dos jóvenes uruguayos que murieron a tiros en Montevideo en 1994 tras participar en una marcha a favor de tres miembros de ETA huidos que solicitaban asilo político en este país. Se han depositado flores ante las imágenes de los dos homenajeados, al tiempo que se ha ensalzado la solidaridad del “pueblo hermano” de Uruguay con los presos de la banda terrorista.

La manifestación había sido convocada por esta iniciativa impulsada por la izquierda ‘abertzale’ para demandar la excarcelación de los más de 200 presos etarras que se encuentran en la actualidad en cárceles españolas -esto es, también los más sanguinarios de la banda terrorista- como medida para “cerrar las consecuencias del conflicto” y "favorecer la convivencia" en el País Vasco. En este mensaje se ha querido incidir con la lectura del comunicado que ha puesto fin a la marcha. Así, se ha insistido en la necesidad de que se acuerde una “hoja de ruta que definitivamente convierta a este país en un país sin represaliados políticos” de cara a "construir el futuro" de la sociedad vasca. Asimismo, los líderes de la movilización han resaltado la "generosidad" que están mostrando los presos para "superar el conflicto" y, a este respecto, han advertido de que los reclusos "no aceptarán chantajes" para lograr beneficios penitenciarios, caso de pedir perdón a las víctimas o denunciar el pasado de violencia para posibilitar su acercamiento a prisiones vascas.

La marcha a favor de la amnistía y del regreso impune de los presos huidos contaba con el apoyo de Sortu y del sindicato LAB, si bien los principales espadas de la antigua Batasuna no han secundado la misma. La manifestación se enmarca dentro de las acciones que va a desarrollar Kalera Kalera en los próximos meses en los municipios vascos y navarros de cara a impulsar "espacios amplios y exigencias concretas" que conlleven un "cambio total" en la actual política penitenciaria, que "asesina" y es "fuente de sufrimientos y muertes", con la excarcelación de todos los etarras como gran reivindicación. Esta iniciativa ha impulsado en los últimos meses polémicos recibimientos a etarras a su salida de la cárcel, entre ellos el dispensado en febrero en Andoain a Ignacio Otaño e Iñaki Igerategi tras permanecer seis años en prisión por su implicación en el asesinato del exjefe de la Policía Local de este municipio guipuzcoano Joseba Pagazaurtundua.

Imprimir