hospimedica2

Berriozar recuerda a Francisco Casanova en el 18º aniversario de su asesinato por ETA

fotonoticia 20180809212649 470x276 0 0 0 0 bg000

Vecinos de Berriozar, familiares y representantes políticos han rendido homenaje este jueves al subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova con motivo del 18º aniversario de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA. 18 años después de su asesinato por ETA, el subteniente Francisco Casanova volvió a ser recordado por sus vecinos de Berriozar. Jotas, canciones y un mensaje:“No vamos a olvidar, aunque se empeñen”

La Puerta de la Libertad, la escultura en recuerdo a las víctimas del terrorismo que se abre en un costado de la Paza Eguzki, volvió a reunir ayer a amigos y familiares de Paco, militar tiroteado en la puerta de su casa cuando volvía de trabajar. Allí habían salido a recibirle la mencionada Laura y su hermano, Javier. Los mismos a los que homenaje a homenaje se les ha visto crecer con el paso de los años. Siempre flanqueando a su madre, Rosalía Sainz de Aja. Siempre con una mirada hacia el cielo.

A las autoridades del Ejército del Acuartelamiento de Aizoáin, de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Foral, se sumó una nutrida representación de UPN (con Javier Esparza y el expresidente Miguel Sanz a la cabeza), secundada por militantes del PP y el delegado del Gobierno socialista en Navarra, que acudió junto a parlamentarios del PSN.

También los hubo de Geroa Bai, la formación de la presidenta Barkos, cuyo gobierno estuvo representado por la consejera de Relaciones Institucionales, Ana Ollo. Tuvo que escuchar como Maribel Vals, de la Asociación Vecinos de Paz, de Berriozar, recordaba a su amigo y vecino y declaraba “no dar la bienvenida a quienes acuden a hacerse la foto y sin dignidad alguna, acto seguido, piden beneficios para los asesinos o gobiernan con los que no condenan el terrorismo de ETA”.

También les recordó que no van a olvidar, “aunque se empeñen”. Y a Víctor Manuel Arbeloa, exparlamentario socialista, que en un largo y duro poema se cuestionó por el papel de cada uno durante la barbarie etarra.

Lo que Ollo, que prefirió no hacer declaraciones, no escuchó, fue la canción titulada Memoria, justicia, dignidad y verdad, con la que se cerró el homenaje. La consejera se había marchado justo antes de comenzar la 4ª jota entonada por el grupo llegado de la Ribera. Se titulaba A un cobarde me enfrenté.


Imprimir   Correo electrónico