hospimedica2

El Ayuntamiento de Valencia borrará el mural que apoyaba a los agresores de dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua

mural indecente

El Ayuntamiento de Valencia repintará el muro sobre el que el artista Elías Taño realizó un mural en el que critica la sentencia de Alsasua, ya que la obra ha quedado deteriorada por las pintadas que se han hecho sobre ella.

De esta manera, el consistorio procederá en los próximo días a pintar el muro de Jesuitas, lo que supone la eliminación de la obra de Taño, "para limpiarlo de todas las pintadas que se han hecho", han confirmado a Europa Press fuentes municipales, que han incidido en que este es el protocolo habitual que se sigue en estos casos.

Esta pintura "en solidaridad" con los jóvenes de Alsasua (Navarra) condenados por la agresión a dos guardias civiles y a sus parejas fue realizado por el autor el domingo. Taño rehizo la obra en este espacio después de que el pasado mes de junio una de las concesionarias de limpieza lo borrara del barrio del Carmen sin consulta previa.

El Ayuntamiento de València le ofreció entonces un espacio en blanco para que pintara un nuevo mural. A las pocas horas de rehacerlo, la obra fue objeto de pintadas por parte de un hombre con el rostro oculto por un casco de moto que lo emborronó con espray. Posteriormente, aparecieron otras consignas, como 'Som valencians, mai catalans. JJGAV'.

Además, ayer se vivieron momentos de tensión con los agentes de la Policía en la convocatoria para borrar el mural a la que acudieron el presidente de Federació Coordinadora d'Entitats Culturals del Regne de Valencia (FCECRV), Juan García Sentandreu, e integrantes de España 2000.

Antes de conocer esta decisión del consistorio, la formación de València en Comú ha criticado en un comunicado la acción que se llevó a cabo este martes para borrar la obra de Taño al considerar que "la censura no es libertad de expresión".

El grupo municipal de Ciudadanos anunciaba una moción urgente reclamando a Joan Ribó que borrara el mural. Lo mismo pedía la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Consuelo Ordóñez.

Para ella nunca debió permitirse el mural por cuestionar una sentencia, dar pábulo al discurso de la izquierda abertzale, justificar la agresión a unas mujeres por el hecho de ser pareja de guardias civiles y porqué está segura de que Ribó no hubiera permitido pintadas en favor de La Manada.

Joan Ribó, por su parte se ponía de perfil al decir que se valoraría el contenido del mural... pero eso, según fuentes municipales, no se ha podido hacer porque cuando llegaron los técnicos para fotografiar la obra de Taño, los ultras ya lo habían borrado. Porque el ayuntamiento autorizó a Taño que pintara una pared pero desconocía qué iba a pintar allí.

Y por último la socialista Sandra Gómez añadía que el ayuntamiento no puede dar pábulo a murales que ponen en solfa el estado de derecho y que por tanto, "sucio o no, no debe estar, porque su contenido genera conflictos".


Imprimir   Correo electrónico