hospimedica2

El Ayuntamiento de Valencia autoriza la exhibición de un mural en solidaridad con los agresores de dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua

mural 58

Ha saltado la polémica en Valencia por un mural en solidaridad con los condenados por agredir a unos guardias civiles. Lo han pintado con permiso del Ayuntamiento, pese a las críticas por parte de Ciudadanos y de las víctimas del terrorismo.

Antes del actual mural, autorizado por el Ayuntamiento de Valencia gobernado por Compromís, lo habían pintado en otro lugar de la ciudad, aunque los servicios municipales lo tuvieron que borrar ante las protestas de los vecinos. Ahora lo han repetido con permiso expreso del Ayuntamiento.

El colectivo Atiro Hecho y el artista Elías Taño lo realizaron en las paredes del solar de los Jesuitas, como muestra de afecto a los "compañeros presos políticos de Euskal Herria". Formaba parte de una jornada de solidaridad con los condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua (Navarra).

Ciudadanos ha pedido explicaciones y las víctimas del terrorismo del País Vasco protestan y se pregunta "por qué se solidarizan con violentos, condenados por la Audiencia Nacional por una brutal paliza", dice Consuelo Ordóñez.

Fuentes del Ayuntamiento de Valencia han explicado que la norma general del Consistorio es la de respetar los murales de contenido artístico, siempre que no incluyan "referencias a violencia de género, homofobia, alusiones sexistas, racistas, fascistas o de delitos de odio", y aseguran que el anterior mural, pintado en el barrio del Carmen, fue borrado por la contrata municipal, contraviniendo esta norma general.

Pocas horas después un hombre con casco ha cubierto la pintura con espray negro


Imprimir   Correo electrónico