hospimedica2

Cillamayor (Palencia) homenajeará al guardia civil Adrián González, asesinado por ETA en 1986

cillamayor

Familiares y un grupo de guardias civiles veteranos del GAR (Grupo Antiterrorista Rural), a la que pertenece el delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Palencia, Ángel Gutiérrez, rendirán honores el próximo jueves al guardia civil palentino Adrián González Revilla y al teniente del instituto armado Ignacio Mateu Istúriz, asesinados por la banda terrorista ETA hace 32 años, el 26 de julio de 1986 en Arechavaleta (Guipúzcoa).

El delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Palencia, Ángel Gutiérrez, invita a toda la ciudadanía de Palencia a unirse al homenaje «para que jamás se olviden los actos cometidos por la barbarie terrorista de ETA o de cualquier grupo armado, haciendo que prevalezca el recuerdo de estos héroes en detrimento de sus asesinos». El acto tendrá lugar en el cementerio de la localidad de Cillamayor a las 12:00 horas del próximo jueves.

Sobre las 08:00 horas del 26 de julio de 1986, la banda terrorista ETA asesinaba en Arechavaleta (Guipúzcoa) al teniente de la Guardia Civil Ignacio Mateu Istúriz y al agente palentino Adrián González Revilla mediante una bomba-trampa oculta entre la hierba en un campo próximo a la localidad guipuzcoana. Esa madrugada, miembros de la banda habían lanzado dos granadas anticarro de carga hueca contra la casa-cuartel de la Guardia Civil en Arechavaleta, que no causaron ni daños personales ni materiales. La primera, lanzada a las 6:40 horas, quedó a una distancia de unos cincuenta metros del cuartel. Miembros de los Grupos Antiterroristas Rurales (GAR) del instituto armado acudieron a la zona a inspeccionar los alrededores y poco después encontraron, a una distancia de doscientos metros, la segunda de las granadas. Cuando inspeccionaban una zona de campo próxima al cuartel, estalló la bomba-trampa que alcanzó de lleno al guardia primero Adrián González y al teniente Ignacio Mateu.

Adrián González Revilla había nacido en Cillamayor el 23 de noviembre de 1957, por lo que tenía 29 años cuando fue asesinado. Desde cinco años antes pertenecía a la Guardia Civil, cuatro de ellos en los GAR. Pertenecía, igual que su superior el teniente Mateu, al cuartel de los GAR de Logroño.

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico