hospimedica2

La Guardia Civil clave para acabar con una red yihadista del ISIS en Brasil

la guardia civil ayuda a brasil a detener a 11 yihadistas que iban a atacar sus carnavales

La Guardia Civil proporcionó a Brasil información decisiva para que sus autoridades hayan podido desarrollar el primer gran operativo contra el terrorismo yihadista en la historia de ese país. Los servicios de Información del Instituto Armado interceptaron mensajes en canales ocultos del Estado Islámico que ubicaban a miembros de este grupo terrorista en suelo brasileño, según detallan a El Confidencial fuentes próximas a la rama española de la operación.

El hallazgo fue comunicado a la Policía Federal de Brasilia a principios de 2016 y, tras dos años de trabajo y numerosas reuniones de coordinación, se ha traducido en el arresto de 11 presuntos yihadistas que planeaban ataques contra los carnavales de Salvador de Bahía -la tercera ciudad más poblada-, eventos deportivos y otros actos con grandes aglomeraciones de personas.

La noticia pilló por sorpresa a la población brasileña, alejada más de 10.000 kilómetros del centro de operaciones de Daesh en Siria. El Ministerio Público Federal, equivalente a la Fiscalía General del Estado, tuvo que remarcar este jueves la envergadura del operativo ante la incredulidad que despertaron las primeras informaciones, adelantadas por el diario O Estado de S. Paulo. Los representantes de la acusación popular también confirmaron la importancia de los datos facilitados por España.

La alarma saltó durante la monitorización de aplicaciones de mensajería instánea como Whatsapp y Telegram y otras redes sociales utilizadas por el Estado Islámico para extender su discurso y coordinar sus atentados. La Guardia Civil descubrió que yihadistas españoles estaban intercambiando contenidos con otros nacionales desplazados a Siria y también con individuos que se comunicaban en portugués y parecían estar conectándose desde Brasil.

Tras confirmar estos últimos datos, los servicios de la lucha antiterrorista trasladaron la información a sus homólogos en ese país, que automáticamente iniciaron la vigilancia de los sospechosos. Pronto descubrieron que los radicales brasileños tenían sus propios foros para comunicarse entre ellos en secreto. En algunos grupos de Whatsapp había más de 200 participantes. La mayoría de los contenidos buscaba el adoctrinamiento de los usarios pero, con el tiempo, empezaron a surgir conversaciones centradas en aspectos operativos, en las que ya se barajaban objetivos y de métodos para golpearlos.

Las fuentes consultadas precisan que el primer temor de los investigadores fue que los yihadistas trataran de atentar contra los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, señalados por el Estado Islámico como un blanco prioritario. 306 deportistas españoles participaron en esa edición. Sin embargo, la célula no empezó a consolidarse hasta varios meses después.

La Policía Federal brasileña optó, aconsejada por la Guardia Civil, por dividir la llamada operación Atila en tres fases para centrarse en cada momento en los individuos que tenían sus planes más avanzados. La primera fase tuvo lugar en marzo de 2017 y desactivó un grupo que decidió atentar contra el carnaval de Salvador de Bahía, una cita anual que saca a las calles a más de dos millones de personas. Según las fuentes consultadas, la segunda operación se produjo en octubre y la tercera y última, en diciembre, coincidiendo con las celebraciones de Nochevieja, la otra gran fecha en el calendario popular de Salvador.

El Ministerio Público Federal ha dejado pasar cinco meses desde las últimas detenciones para comunicar el resultado del operativo. Las terminales del Estado Islámico en el país de la samba han sido neutralizadas. En total fueron arrestados 16 individuos, aunque la acusación se ha mantenido únicamente contra 11. La mayoría tiene menos de 22 años. Algunos son incluso menores de edad. Ya han sido enviados a prisión.

https://www.elconfidencial.com/espana/2018-05-18/guardia-civil-brasil-carnaval-estado-islamico-yihadistas_1565364/


Imprimir   Correo electrónico