hospimedica2

El Consejo de Ministros concede la Gran Cruz del Reconocimiento Civil a los guardias civiles José Manuel Gómez Martiñán y Antonio Mateo Melero asesinados por ETA y a otras siete víctimas del terrorismo

gobierno 930x600

El Consejo de Ministros ha otorgado a título póstumo la Gran Cruz a los guardias civiles víctimas de ETA José Manuel Gómez Martiñán y Antonio Mateo Melero, asesinados en 1980 y en 1987, respectivamente, y a Juan María Araluce Villar, que en 1976 era presidente de la Diputación de Guipúzcoa.

El Consejo de Ministros de este viernes ha aprobado el real decreto por el que se ha concedido a título póstumo la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil igualmente a Ignacio Echeverría, fallecido tras intentar socorrer a una mujer en el atentado de Londres del 3 de junio de 2017, ademas de a tres víctimas de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017: Carmela Lopardo, Pablo Pérez Villán y Ana María Suárez López.

Jesús Miguel Haddad Blanco es otro de los condecorados. Era director general de Instituciones Penitenciarias cuando fue asesinado en 1978 por un grupo de tres personas pertenecientes al GRAPO que iban armados con una metralleta y dos pistolas.

También se ha reconocido a Adolfo Cotelo Villarreal, un abogado asesinado por un palestino cuando iba en su coche con una de sus hijas, que resultó herida en el atentado; y a Manuel David Portas, el soldado sevillano de 19 años que falleció en 2007 en un atentado en Líbano.


Imprimir   Correo electrónico