hospimedica2

ETA certifica su final con Josu Ternera, buscado por lesa humanidad, y Anboto, en prisión y aún con causas pendientes

fotonoticia 20180503182016 260

ETA ha certificado este jueves su final a través de sendos audios de dos históricos etarras con varios delitos de sangre a sus espaldas, José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera', y Soledad Iparragirre, 'Anboto', que son los encargados de poner voz al que aseguran que será su último comunicado como organización terrorista.

 Los elegidos son 'Josu Ternera', para algunos el último líder simbólico en la clandestinidad y buscado tras ser procesado recientemente por un delito de lesa humanidad, y 'Anboto', reclamada en España por varias causas y condenada a 20 años en Francia, desde donde participó en el debate de los presos para disolver a una ETA con apenas una decena de miembros en activo, ninguno de ellos en el país galo, y que se resiste a colaborar con la Justicia para esclarecer los más de 300 asesinatos sin autor condenado.Fuentes de la lucha antiterrorista sostienen que 'Josu Ternera' tiene un papel de ascendencia sobre la banda, aunque no desempeña labores concretas, sobre todo tras implicarse en el fracasado diálogo con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

'TERNERA': DE PISTOLERO A PARLAMENTARIO Y NEGOCIADOR

Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones: desde pistolero a diputado en el Parlamento vasco, pasando por interlocutor de la banda, de nuevo en la clandestinidad.

Nacido en 1950 en Ugao-Miraballes (Vizcaya), ingresó en ETA con tan solo 20 años. Hay mandos policiales como el coronel Manuel Sánchez Corbí, hoy jefe de la UCO, que recelan de la leyenda que rodea a 'Josu Ternera'. "Sólo ha tenido nombre, de 1989 para acá no ha sido nada", explicó a Europa Press este antiguo responsable de Información en una entrevista con ocasión de la publicación de su libro 'Sangre, sudor y paz. La Guardia Civil contra ETA'.

Prófugo desde 2002, ha conseguido eludir en varias ocasiones su detención en Francia. Se le busca en virtud de sendas órdenes de detención emitidas desde España y Francia por ser el ideólogo de la matanza en la casa cuartel de Zaragoza en 1987 --murieron once personas, entre ellas cinco niños-- y por integración en organización terrorista en relación con su papel como negociador en 2012 en el frustrado proceso de negociación en Noruega.

La Audiencia Nacional lo ha procesado junto a otros jefes etarras, además, por crímenes de lesa humanidad por los asesinatos cometidos por la banda desde el año 2004. En 2005, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ordenó su búsqueda y captura tras procesarle como autor del asesinato del directivo de Michelín Luis María Hergueta Guinea en 1980.

Según los datos recogidos por Europa Press, fue incluido en la lista de los 200 fugitivos más buscados por la Interpol junto a Osama Bin Laden, el fallecido líder de Al Qaeda e inductor del atentado contra las Torres Gemelas.

'Ternera' fue detenido por primera vez en Bayona (Francia) el 11 de enero de 1989 y cumplió condena en el país vecino hasta el 4 de mayo de 1996, día en que fue entregado a España. En las cárceles españolas permaneció en prisión preventiva hasta el 14 de enero de 2000, cuando el Tribunal Supremo lo excarceló al considerar que su condena en Francia por asociación de malhechores incluía las acusaciones que se le formulaban en España por pertenencia a banda armada, dentro del denominado 'caso Sokoa'.

La última aparición pública de 'Josu Ternera' fue el 30 de octubre de 2002 en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

La Fundación Henry Dunant, con sede en Ginebra, ha sido el lugar elegido para auspiciar la escenificación de la disolución de una ETA que dice desmantelar unas estructuras que ya quedaron hace años inoperativas gracias a la acción conjunta de las Fuerzas de Seguridad y de la Justicia. Mañana todavía resta el acto con los llamados mediadores en Cambo, Francia, muy cerca donde hace un año se entregó un arsenal de armas en otro intento de acaparar la atención internacional.

'ANBOTO' Y SU PASADO LIDERANDO LOS COMANDOS

La otra etarra elegida por ETA para la escenificación del final de la organización terrorista es Soledad Iparragirre, alias 'Anboto' (nacida en Escoriaza, Guipúzcoa, en 1961). Fue detenida en Francia en 2004 junto a su pareja, el jefe político de ETA Mikel Albizu, 'Mikel Antza'.

Ambos continúan cumpliendo condena a 900 kilómetros del País Vasco, en la cárcel francesa de Reau Sud Francilien, junto a otros etarras auspiciados a la cúpula de la banda, aunque ya en evidente declive, como Mikel Carrera Sarobe 'Ata', detenido en 2010 y considerado el último 'jefe militar' de los terroristas.

La Justicia francesa impuso en diciembre de 2010 sendas penas de 20 años de cárcel para 'Mikel Antza' y 'Anboto', el primero considerado jefe político de ETA y la segunda responsable de las finanzas. La sentencia determinó que cumplieran al menos dos tercios de esas penas y que, una vez que salgan de la cárcel, fueran expulsados de forma definitiva de Francia.

Vinculada a ETA desde la adolescencia, antes de formar parte del aparato político de ETA 'Anboto' fue responsable de los comandos legales (no fichados) de la banda e integró los de 'Araba' y 'Madrid'. La policía la llegó a relacionar con catorce asesinatos cometidos entre 1985 y 1992.

Recientemente la Audiencia Nacional condenó al etarra Sergio Polo, alias 'Lur,' a 110 años de cárcel como autor del atentado perpetrado con bomba lapa en el que fue asesinado el comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo en León el 22 de diciembre de 1995. Consideró probado que colocó los artefactos debajo del coche de la víctima por indicación de la exjefa de ETA 'Anboto'.

En 2010, el Consejo de Ministros solicitó a Francia la extradición de 'Anboto' para que sea juzgada por un atentado cometido en 1987 en Vitoria en el que perdieron la vida dos policías.


Imprimir   Correo electrónico