hospimedica2

CUOTAS SI, PARA HOMBRES Y PARA MUJERES

20200615 173116 mujer y guardia civil

María del Pilar Cascales Lázaro opina que MUJER Y GUARDIA CIVIL está a favor de las cuotas, que son necesarias en los trabajos mayoritariamente masculinos o femeninos, sin olvidar que sería una medida transitoria.

Quede claro que es una opinión personal, que MUJER Y GUARDIA CIVIL no representa a la Institución.

Para llegar a la ansiada igualdad en la Guardia Civil y en el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hace falta que se establezcan cuotas para mujeres.

Cuando se habla de mujer y cuotas, la polémica está servida, ni los hombres, ni muchas mujeres las quieren, ya que las consideran como "desigualdad", y eso es debido a una falsa creencia de que las cuotas benefician a las mujeres y no es cierto, las cuotas benefician a la sociedad, nos benefician a todos y todas.

"Los Guardias Civiles se quejan de que no hay mujeres en la calle y no quieren cuotas” ¿cómo quieren que haya mujeres en la calle si somos tan pocas? Es imposible, entramos en 1988 y en 32 años no llegamos ni al 8%, a este ritmo ni en 100 años llegaremos al 25%

En España hay más mujeres que hombres, siendo la población española en 2020 y en millones de habitantes de un total de 47.329.981 personas, de las cuales 23.197.625 son hombres y 24.132.356 somos mujeres, es por ello que para dar un buen servicio a la ciudadanía se necesitan más mujeres.

Por otra parte, las cuotas también se deberían de aplicar a los hombres en los trabajos mayoritariamente femeninos porque, supuestamente hay igualdad de oportunidades para ellos en esos trabajos considerados de mujeres, pero no es así, por ejemplo si hay que contratar a una persona para tareas de limpieza, cuidado de hijos o hijas "empleada o empleado de hogar" pocos hombres o casi ninguno se presentan, y eso es debido a los sesgos y a los cánones establecidos por la cultura patriarcal que no solo influyen en el individuo a la hora de elegir una profesión, sino que también influye en las personas que contratan, ya que para estos trabajos contratarían a una mujer antes que a un hombre.

Con un sistema de cuotas para hombres y para mujeres, conseguiríamos alcanzar el equilibrio y habría un reparto más igualitario y con igualdad de oportunidades "reales" para las mujeres y para los hombres, y es en ese momento en el que las cuotas de género desaparecerían porque ya no tendrían sentido.

De ahí, la necesidad de educar en igualdad al objeto de conseguir que cualquier trabajo deje de tener sesgos masculinos o femeninos, para que las personas no tengan dificultades ni individuales, ni sociales a la hora de elegir una profesión.

Según Naciones Unidas, la igualdad de género se refiere a “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños”. Por tanto, el sexo con el que hayamos nacido nunca va a determinar los derechos, oportunidades y responsabilidades que podamos tener a lo largo de nuestra vida. Es por ello que la igualdad es cosa de hombres y de mujeres, es una lucha conjunta hombres-mujeres.

De haber habido mujeres tomando decisiones en la cúpula de la Guardia Civil, muchos de los problemas a los que nos hemos tenido que enfrentar las mujeres no se hubieran dado, y de darse se habrían solucionado en menos tiempo.

Por todo ello sería extraordinario que se establecieran cuotas para mujeres en la Guardia Civil, porque haríamos de la Guardia Civil un Cuerpo de Seguridad más operativo, más igualitario y, seríamos un modelo a seguir, no solo para las FFCCSS, sino también para la sociedad, de la que no hay que olvidar que somos parte.

Queda mucho camino por recorrer, pero con la ayuda de todos y todas llegaremos.

MUJER Y GUARDIA CIVIL


Imprimir   Correo electrónico