hospimedica2

PEOR SERÁ VUESTRA SALIDA

hervas

Estos indocumentados que nos gobiernan no dan una. Pero ya el colmo ha sido lo del Ministro del Interior: la “falta de confianza” con quienes en la Guardia Civil actúan con honradez.

¿Es que la confianza la da la bellaquería? Ya van dos faltas de confianza, la del responsable de Salud Laboral de la policía nacional y la del Teniente Coronel de la UCO, Pérez de los Cobos. ¿Es que hay que ser un felón y un traidor a la verdad para generar confianza, señor ya casi Ex-Ministro? Le recuerdo sus aventuras con la ETA, ¿acaso ahora Bildu le merece más confianza que la Guardia Civil? Haga el favor de dimitir si es que usted es consecuente con su vida. ¿O es que la moneda le tienta más que la verdad? Su actuación está siendo innoble, consintiendo arbitrariedades constantes e indecencias morales de todo tipo. ¿Es que usted cree en lo que hace o es que le sigue tentando la moneda? Bueno, pues si le tienta la moneda, espere a Monedero, el sucesor de Pablo Iglesias en un brevísimo periodo de plazo, cuando este huya a Venezuela, que se ve venir. Porque, señor Grande-Marlaska, España no es Venezuela y aquí los golpes de estado no prosperan. De usted un repasito a la Historia de España, a ver que le parece.

Siento decirlo, pero su actitud en el Ministerio del Interior ha sido la de una traición tras otra al pueblo y a sus defensores. Y claro, usted no se fía de su gente. De hecho eso no es nada nuevo, pues ya Cicerón decía que “ningún hombre sabio pensó jamás que un traidor podía ser confiado”. Si, usted no se fía de sus subordinados. ¿Es que es usted traidor a ellos y al pueblo que representan? Pero mire, señor ya casi Ex-Ministro, a veces el traidor se hace más daño a si mismo que al traicionado. Tenga cuidado de no traicionar más, no le vayan a adelantar el cese y pierda usted las opciones de moneda y Monedero.

A lo mejor es que el ministerio le ha sorbido el seso, pues un hombre inteligente nunca traiciona, ya que sabe conseguir por buenos medios lo que los traidores consiguen con la traición. ¿Es por tanto un problema de incompetencia?

Pero no se fie de quienes ahora le adulan y felicitan. Simplemente están esperando su caída, a ver que pillan. Le decía a un cierto monarca su madre: “recuerda siempre que la multitud que aplaude tu coronación es la misma que aplaudirá tu decapitación; a la gente le gustan los espectáculos”. ¿No será ese su caso? No se fie, no se fie… pero de nadie, siempre que le alaben. Porque la falsedad y la traición se pagan. Solo es cuestión de tiempo (y por lo general no mucho).

de los cobosAsí es que tenemos tres magníficos ejemplos recientes de decencia y honradez en la Guardia Civil: Coronel Don Diego Pérez de los Cobos, Coronel Don Manuel Sánchez Corbí y Teniente General Don Laurentino Ceña. Es un honor tener estos tres Guardias Civiles en nuestro país. Y lo es por cuatro razones. En primer lugar porque han sabido ser justos sin cometer deslealtad alguna, puesto que entre la Justicia y la autopromoción,corbi han sabido elegir bien. Si, porque ellos se deben a todos los españoles y no solo a unos pocos. En segundo lugar, como dijera San Pablo, han sabido guardar la Fe. Si, la Fe en el futuro de España, la Fe en la verdad, la Fe en el Honor, la Fe -en definitiva- en la decencia que tanto se necesita en nuestra preciosa tierra. En tercer lugar, no han alabado ni criticado a nadie, guardándose para sí sus propias opiniones, pero eso no les ha impedido llevar de la mano a la Verdad y la Justicia (si, señor ya casi Ex-Ministro, esa Justicia de la que usted mismo fuera paladín otrora, cuando no había sido dominado por la ambición). Y finalmente, porque jamás han renegado de su cartilla de Guardias Civiles, y nada más que en el primer apartado del artículo uno: “El Honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil; debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás”. Enhorabuena, ustedes lo han cumplido con creces.

ceña

¿Y ahora qué? Pues lo primero que intentarán es cargarse la Guardia Civil. Vano intento, porque les queda tan poco tiempo de mando sobre ella que no lo van a poder hacer. Además, su integridad física nadie la va a preservar mejor que la Guardia Civil y eso lo saben, ¿verdad señor Grande-Marlaska?

En fin, que esto ya no se mantiene, por mas que digan o quieran lo contrario. Se ha terminado una nefasta etapa de la Historia de España. Ya solo les queda el colofón: irse. Y ese escape va a suceder de un momento a

otro, quieran o no, porque la gente no es tan tonta como nuestro gobierno se cree. De hecho, el apoyo a esta incongruencia política es ya mínimo, por más que el señor propagandista oficial, Tezanos, diga lo contrario. Esto se ha terminado, por las buenas o por las malas. Ni en España ni fuera de ella interesa ya este gobierno, que carece de apoyos internos y externos. Bueno, tal vez Venezuela y Cuba, para sacarnos los pocos cuartos que nos queden. Así es que elijan el vuelo para exiliarse lo antes posible, o piensen que entre rejas tampoco se está tan mal, que es la opción española que mucho me temo les quede si siguen por aquí.

  • Francisco Hervás Maldonado.
  • Coronel Médico (r).

Imprimir   Correo electrónico