Asesinos y terroristas en la UPV, o como pervertir y denigrar la Universidad

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad Opinión

ocharla del etarra en la upv

La Universidad del País Vasco ha ido un paso más allá en el blanqueo de ETA. Ha pervertido la Universidad y el concepto que se tiene de ella, como espacio cuyo objetivo principal es fomentar la reflexión de ideas y el conocimiento que está intimamente unido a la libertad y cuya función es la de la enseñanza, la investigación, la extensión y la promoción de una sociedad democrática

Quizás a algunos les haya sorprendido que una Universidad, que debería ser no sólo la cuna del saber, sino también el lugar que debería contribuir a la orientación de los comportamientos indivisuales y colectivos, para enfatizar en los derechos y libertades y en el cumplimiento de los deberes, en enseñar a adoptar posiciones eticas y morales que impulsen a la toma de decisiones que al final beneficien al individuo como integrante de un colectivo, que en resumen beneficien al conjunto de la sociedad, por lo que no se entiende que la Universidaddel Pais Vasco (UPV) lleve a un asesino a dar una conferencia, que ponga como referente de la sociedad a un terrorista; aunque lo cierto es que la UPV ha servido durante décadas al blanqueo de ETA, permitiendo que muchos de los terroristas encarcelados por sus asesinatos realicen desde la cárcel cursos, que en la mayoria de los casos deberían ser presenciales, regalandoles títulos universitarios con los que los miembros de ETA pudieron rebajar sus condenas y obtener beneficios penitenciarios.

Las funciones de la universidad se relacionan con la enseñanza, la investigación, la extensión y la promoción de una sociedad democrática, que nada tienen que ver con ceder espacio dentro de la misma a quienes con sus acciones han querido durante más de cinco décadas acabar con la democracia y la convivencia democrática..

Estamos en una sociedad democrática y plural, en la que todos los que formamos parte de la misma reconocemos unos mínimos morales basados en los Derechos Humanos, lo que supone ser responsables de deberes y obligaciones. La UPV ha pervertido la institución educativa permitiendo la conferencia de los terroristas en el día en se conmemora el día de los Derechos Humanos.

Es a la Universidad, como parte integrante de la sociedad que tiene la misión de enseñar y educar, a quien corresponde la formación en valores del individuo, ya que tanto la ética como la moral hacen referencia al saber que orienta al individuo a conocer y diferenciar lo que es correcto, a diferenciar entre el bien y el mal y a actuar en consecuencia dentro de la sociedad.

Es en la Universidad, donde los valores éticos y morales deberían ser el marco del comportamiento que deben tener sus integrantes, aunque, la UPV ha optado por elegir como referente de los valores y el marco de comportamiento que sus alumnos deben tener, a dos terroristas, son los terroristas, los asesinos de ETA, sus referentes, lo que demuestra cual es el carácter de la institución y cuáles son sus objetivos.

Si entendemos que la moral es el conjunto de valores, normas y reglas por las que se rige una sociedad y que vinculan a sus miembros a través de ideales compartidos, obligaciones y prohibiciones y que la ética es el nivel del pensamiento cuyo objeto es la reflexión racional sobre la moral con el fin de explicarla, cuestionarla y orientarla hacia el bien social, no entendemos la presencia de terroristas y asesinos en el marco de la Universidad, no entendemos que aportan asesinos confesos y terroristas, ética o moralmente al bien social.

Se espera que la Universidad sea el marco donde se formen profesionales competentes y comprometidos con la mejora de la sociedad, por lo que nada aportan terroristas y asesinos a la mejora de la sociedad o del bien social, mas bien todo lo contrario

El asesino López de Abechuco nunca ha mostrado arrepentimiento por sus asesinatos, algo que a la rectora Necane Balluerca no le ha importado, como tampoco parece haberle importado que en el campus de Vitoria de esa Universidad del País Vasco, ETA hiiciese estallar en febrero del 2000 un coche-bomba asesinando a Fernando Buesa y a su escolta, el ertzaina alavés Jorge Díez Elorza, mirando hacia otro lado, permitiendo que los asesinos de Buesa entren en la Universidad, asegurando de forma hipócrita que "no prejuzga las manifestaciones públicas de otras organizaciones ni de personas concretas, por más que se vayan a realizar en instalaciones de la universidad", puntualizando que "la admisión de esas solicitudes no supone apoyarlas, ni compartir las reflexiones o motivaciones que las sustentan", solo faltaría que la rectora manifestase publicamente que apoya el terrorismo, y va más allá cuando se reafirma en su "compromiso con la libertad de expresión de todas las ideas y sensibilidades políticas y sociales, siempre que estas se manifiesten con respeto a la ley”, y se equivoca porque dando voz a quien ha asesinado, a quien pertenece a una organización terrorista, se humilla a las victimas, pero además va en contra de la etica y la moral mas elemental y sobre todo atenta contra el sentido común y el bien social, va en contra de la promoción de una sociedad democrática y de la libertad, y permitir que los terroristas intenten blanquear sus acciones nada tienen que ver con la libertad de expresión.

La presencia de terroristas como ponentes en cualquier universidad es la perversión del concepto de Universidad en su conjunto como generadora del saber, es la perversión del cáracter de "Alma mater", que se ha dado a esta institución, en el sentido de engendrar y trasformar al hombre por obra del conocimiento y del saber, nunca por medio de la violencia. El terrorismo no es libertad.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado

Imprimir
Redacción
Redacción