hospimedica2

HOMENAJE A EDUARDO FUNGARIÑO

gordillo fungairino

El pasado 15 de noviembre tuve el inmenso honor de recoger a título póstumo y por encargo de la familia, la distinción que el Círculo Ahumada ha concedido a mi querido amigo y compañero Eduardo Fungariño. El Círculo le ha nombrado Socio de Honor, junto a otras personalidades. Para Eduardo sería una enorme alegría recoger en persona esa distinción por su gran cariño que siempre tuvo a la Guardia Civil.

Eduardo falleció el pasado 30 de junio en Madrid después de varios meses en diversos hospitales. Tenía 73 años y hacía solo seis meses que se acababa de jubilar como Fiscal.

Con la pérdida de Eduardo Fungariño perdemos una gran persona y un excelente Fiscal.

Como persona siempre estuvo preocupado por los demás, era de una gran amabilidad y con un gran sentido del humor. Dicho sentido del humor no lo perdió ni cuando con 19 años tuvo un accidente de tráfico que le dejó tetrapléjico y en silla de ruedas para el resto de su vida. Tras dos meses en coma terminó de estudiar la carrera de derecho y preparó las oposiciones para ingresar en la Carrera Fiscal en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Esa fue su casa durante muchos años. Gracias a su familia y en especial a su hermana Trini, siempre estuvo ayudado y acompañado.

El asesinato de su amiga Carmen Tagle en el año 1989 por los miembros del Comando Madrid de la banda terrorista ETA solo sirvió para dar a Eduardo aún más fuerza para seguir trabajando en la defensa de la ley y el Estado de Derecho.

Como Fiscal siempre fue fiel defensor de la Constitución. Por encima de todo siempre estaba la ley y la defensa de la Unidad de España.

Fue el encargado de la acusación pública en el conocido asunto de la Colza y también dirigió las más importantes acusaciones contra los máximos dirigentes de las bandas terroristas ETA, Grapo, Terra Lluire,…

Conocía todas las causas y procedimientos con una memoria increíble; hechos, fechas, folios,…

Fue uno de los propulsores de la eurorden que significaba la desaparición de la extradición dentro de la Unión Europea. La entrega de los delincuentes era de Juez a Juez sin intervenir el poder ejecutivo.

La Guardia Civil conoce bien las investigaciones que dirigió Eduardo contra los criminales de Eta. Intervino en múltiples interrogatorios en España y Francia, comisiones rogatorias, reuniones con fiscales de Francia, …

Sin Eduardo los resultados contra la banda terrorista ETA no hubieran sido los mismos. No cambió su forma de actuar ni incluso cuando en el año 1990 ETA le envió un paquete bomba a su casa.

En varios momentos como Fiscal seguimos recordando su sentido del humor, su inteligencia jurídica y su ironía.

Cuando en una entrevista le preguntaron si era partidario de la prisión permanente revisable él contestó “De la prisión permanente sí, pero ¿por qué revisable?”

Solicitó el cambio de la ley electoral para que los partidos independentistas no pudieran presentarse a las elecciones.

En el año 2006, después de 26 años como Fiscal de la Audiencia Nacional, fue cesado como Fiscal Jefe, tras las palabras en la Audiencia Nacional de un alto cargo de la Fiscalía General del Estado que dijo “los fiscales deben mancharse las togas en el polvo del camino”. En ese contexto de negociaciones con los terroristas, Eduardo manifestó en tono sarcástico: “yo no me mancho la toga porque el tinte está muy caro”.

Fue una gran persona y mejor Fiscal. La Guardia Civil y España estarán siempre en deuda con Eduardo.

Gracias como amigo y como español.

Esta distinción es para todas las víctimas del terrorismo incluidos muy especialmente los cientos de Guardias civiles asesinados por ETA.

Hasta siempre Fungariño.
Hasta siempre español ejemplar.

Ignacio Gordillo Álvarez-Valdés
Fiscal en excedencia
Abogado


Imprimir   Correo electrónico