hospimedica2

Sanidad sugiere que Andalucía, Valencia y Castilla-La Mancha pasarán a la fase 1

coronavirus fase

Madrid confía en avanzar, aunque tiene problemas para controlar la movilidad

Las comunidades que no consiguieron que todo o parte de su territorio avanzara en la ansiada desescalada volverán a presentar su propuesta (algunas ya lo han hecho) en el Ministerio de Sanidad para su debate en los próximos días. Se trata de Valencia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid. Frente a ellas, Catalunya y Castilla y León, que sólo pidieron que pasaran a fase 1 ciertas zonas de su territorio y que ahora solicitarán que otra parte de los mismos pase.

El proceso será el mismo que la semana pasada y que permitió que el 51% de España avanzara en la desescalada: las autonomías presentarán un informe con todos los datos requeridos en cuanto a ocupación de camas de UCI, de críticos, disposición de duplicar las camas en el caso de rebrote en menos de cinco días, datos epidemiológicos sobre la incidencia de nuevos casos en los últimos 7 y 14 días, refuerzo de la atención primaria para ser capaces de realizar tests a todos los casos sospechosos en menos de 24 horas, hacer seguimiento de los mismos y de sus contactos...Y el equipo técnico los valorará, antes de mantener una reunión bilateral para terminar de aclarar la información. Entre el viernes y el sábado, se hará público qué territorios pasan a la siguiente fase.

Fuentes de Sanidad, creen que Valencia (Castellón, Valencia y Alicante), Andalucía (Málaga y Granada) y Castilla-La Mancha (Toledo, Ciudad Real y Albacete) tienen muchas posibilidades de pasar a la siguiente fase porque los datos, tanto epidemiológicos como asistenciales y de detección precoz, han mejorado sustancialmente en los últimos días. Las citadas fuentes reconocen que en el caso de estas comunidades imperó más el sentido de prudencia y de la necesidad de hacer una serie de mejoras en algunos de sus planeamientos de control. En concreto, se refieren a la necesidad de controlar la movilidad de los ciudadanos en las tres capitales valencianas y en las dos andaluzas, con un importante intercambio entre los municipios cercanos. Tanto hacia las ciudades como hacia la costa.

A juicio de Sanidad, había que ahondar más en cómo controlar la movilidad para evitar aglomeraciones (que aumentan el riesgo de contagio) y, en el caso de que se detectara un rebrote en alguna de las áreas o municipios, cómo se podría llevar a cabo un nuevo confinamiento. De hecho, así se lo ha comunicado el propio ministerio tanto a los responsables sanitarios de Andalucía y Valencia, a los que pidió el desarrollo de un sistema de vigilancia para poder controlar estos territorios con una alta densidad de población y una gran movilidad. Ambas comunidades se quejaron de no conocer este criterio por lo que no lo desarrollaron en su informe anterior. En el caso de Valencia, había además una escasez de test realizados.

Caso distinto es el de Castilla-La Mancha, con una densidad mucho menor, pero muy cerca de Madrid. En esta comunidad, el problema se centró en los datos epidemiológicos, especialmente en Ciudad Real y Toledo. Pero, aseguran, los datos de los últimos 14 días revelan una mejora considerable, aseguran fuentes autonómicas.

Las dudas planean sobre Madrid, la comunidad más afectada por el coronavirus. A sus deficiencias en las UCI (reconocida por su presidenta Isabel Díaz Ayuso), la evidencia de reforzar la atención primaria para realizar los seguimientos de los casos sospechosos (ahora el consejero de Sanidad ha anunciado la contratación de 650 profesionales para realizar el rastreo de los posibles casos y sus contactos) y el incremento de test de detección (se ha comprometido a aumentar en 4.000 los tests diarios hasta alcanzar los 15.000), se suma las dificultades para controlar la intensa y constante movilidad entre Madrid y su densa área metropolitana.

La estrategia del Gobierno de Madrid contempla el despliegue del 100% de su oferta de transporte y transformar las estaciones de autobuses con más demanda en lanzaderas (sin paradas intermedias). Además, se pedirá que se prosiga con el teletrabajo y se fomente la flexibilidad horaria para limitar la hora punta (el 25% de los viajes se producen entre las 6 y las 9 de la mañana). Y se estudia obligar a todos los ciudadanos a llevar mascarilla en todos los espacios públicos cerrados y, al aire libre, cuando la cercanía con los otros sea irremediable.

Madrid confía en pasar con estas propuestas y exhibirá la mejora de los datos. Ayer, se registraron 176 fallecidos (26.920 en total), 37 de ellos en Madrid; el número de nuevos casos en las últimas 24 horas se eleva a 426 (228.30), 48 en Madrid, y 24 personas ingresaron en la UCI (14 en Madrid).


Imprimir   Correo electrónico