CANCELADA LA OPERACIÓN "ZENDAL": LA IDEOLOGÍA POR ENCIMA DE LA SALUD

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad NOTICIAS COVID-19

operacion sanidad defensa

El 19 de abril publicábamos que la operación Zendal se ponía en marcha, el 21 de abril ya estaba casi todo preparado para que el día 27 se iniciase la misma con total eficacia. Una operación para la que el propio Salvador Illa, ministro de Sanidad, había solicitado apoyo a la ministra de Defensa Margarita Robles.

De tal forma que los Ministerios de Sanidad y de Defensa prepararon la Operación Zendal, un despliegue militar para acompañar a los sanitarios en las pruebas que realizarían a la población para determinar el verdadero alcance de la pandemia, y que debía afrontar el estudio necesario para conocer la incidencia de la pandemia por COVID-19 en toda España, cuyos datos eran necesarios, según el parecer del titular de Sanidad, para poder diseñar como y cuando deberíamos volver a la “nueva normalidad”.

Pero, ¿que ha sido de esa operación?, CANCELADA, a pesar que en la misma han estado involucrados cientos de militares y que exigió para su diseño y puesta en marcha un inmenso esfuerzo de estos profesionales, destacados en el ámbito de la logística y la sanidad, acostumbrados a trabajar bajo presión, la operación Zendal en la que el Ejército iba a ser una pieza clave, junto y en colaboración con el INE, se ha cancelado de forma sorpresiva, apartando a los militares del proyecto a una semana de su comienzo.

¿El motivo?, tanto nacionalistas como separatistas vascos y catalanes mostraron su disconformidad a que la misma fuese apoyada por el Ejército, algo que tanto a Urkullu como a Torra les supondría reconocer el buen hacer del Ejército español, también en el ámbito de la logística y de la sanidad, pero además supondría el prestigio del Gobierno Central sobre los gobiernos autonómicos; para que lo entienda el lector, tanto nacionalistas vascos, como separatistas catalanes habrían puesto por encima de la salud de la población, y no solo de la de sus territorios, la ideología, el odio a España y a las Fuerzas Armadas, algo a lo que el Presidente Sánchez habría cedido.

Por lo tanto este estudio se acometerá, para contentar a los socios vascos y catalanes de Sánchez, por las comunidades autónomas, por cada una de ellas en sus respectivos territorios, ya se sabe que en España la salud es cosa de un Reino de Taifas, donde cada dirigente la gestionará a su manera y de forma independiente, lo que supondrá un nuevo caos, como lo es el recuento de fallecidos, contagiados y curados cada día.

Este cambio de rumbo, supone que las Comunidades Autónomas, tengan que derivar personal sanitario a este proyecto, sustrayéndolo de hospitales y centros de salud donde hoy son más que necesarios.

¿El resultado?, todo aquello que ya estaba planificado se transformará nuevamente improvisando, y debido a esa improvisación se verá comprometida su fiabilidad, el desconfinamiento no será seguro y posiblemente se alargará en el tiempo.

En su día, desde el Ministerio de Sanidad se mantenía que para poder cumplir esta misión con cierta premura, sería imprescindible llevarlo a cabo en situación de aislamiento de la población, el pasado día 26 los niños ya podían salir a la calle, el día 2 el resto de la población podrá salir a realizar actividades deportivas.

Antonio Mancera Cárdenas

Director Benemérita al Día

Imprimir