hospimedica2

Documentos de Sanidad reflejan que se debieron tomar medidas el 25 de febrero

salvador illa ministerio sanidad efe

Desde 2006 existe un plan para hacer frente a pandemias que declare la OMS. Cuando la OMS declaró la pandemia España ya tenía más de 2.000 casos notificados

Uno se puede equivocar cuando se enfrenta a una situación totalmente novedosa. Puede incluso repetir algún error, pero lo que no es concebible es que teniendo un manual de instrucciones para actuar en casos de pandemia se desconozca su existencia o no se aplique en tiempo y forma.

En 2005 el Ministerio de Sanidad preparó un Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe y éste se actualizó en 2006. En él se definen las fases de una pandemia (y las que la preceden, como ocurría a finales de enero) y se explica las medidas que se deben tomar.

Siguiendo sus anotaciones, las autoridades llegaron tarde al menos dos semanas en las medidas sociales y casi un mes si se contempla la fase de acopio de material. "Es un manual al que atender y que tampoco inventa la rueda, recoge lo que lleva diciendo la OMS ante cualquier pandemia desde principios de los 2000", dice el ex secretario general de Sanidad, Rubén Moreno. "Esos documentos se hicieron cuando yo estaba en el Ministerio y sirvieron de base para la a la pandemia de gripe A de 2009", señala José Martínez Olmos. Todos los expertos consultados coinciden en que aunque el encabezado del documento señale una pandemia de gripe, es perfectamente extrapolable para cualquier pandemia, como la que representa este coronavirus u otros en el pasado

En el anexo XIII del Plan se define, por un lado, los diferentes periodos de una pandemia (Interpandémico, alerta pandémica y pandémico). Fue el 25 de febrero de 2020 cuando la Organización Mundial de la Salud advirtió que el planeta se encontraba ante "una potencial pandemia", es decir, una enfermedad muy contagiosa que se iba a desarrollar en muchos puntos del planeta. En ese momento, atendiendo a los criterios del Plan del ministerio, nos encontrábamos ya en una Fase 6-3a, es decir, brote confirmado de infección por el virus pandémico en algún Estado Miembro fuera de España (el caso de Italia). Desde ese día, según el documento, se debía haber comenzado a aislar los casos y mantenerlos en cuarentena, restricción de viajes a áreas afectadas (España sólo recomendaba no ir), considerar el cierre de los centros educativos y la reducción de las actividades extraescolares (se desarrollaron con normalidad hasta el día 11 de marzo). También se pide considerar el distanciamiento en el entorno laboral (hasta el 11 no hubo un consejo de teletrabajo). Eso sí, a día 25 de febrero no era necesario el distanciamiento social. "El momento elegido para tomar estas medidas debe ser oportuno, debe ser lo suficientemente precoz para contener el número inicial de casos y lo suficientemente duradero para reducir la transmisión", señala el documento.

Los días continuaron pasando y el 11 de marzo la OMS declara la pandemia mundial. Una semana antes España ya contaba en decenas el número de casos que tenía (200 el 4 de marzo, 261 el día 5, 374 el día 6 y 430 el día 7, 1.204 el día 9 y hasta 2.152 el propio día que se declara la pandemia). Es decir, una semana antes de la fecha de la OMS, según las tablas del documento de Sanidad, España se situaba en el escenario Fase 6-3b. En ese nivel de alerta, las consideraciones anteriores se transforman en un sí rotundo y el distanciamiento social en un imperativo.

El Plan también es consciente de la implicación económica que tiene tomar las medidas expuestas. Para minimizarlas, entre otras iniciativas, la Dirección General de Salud Pública del Ministerio debía haber hecho llegar un Plan de continuidad (también existe desde 2006) a las empresas.

EL ACOPIO, EN FEBRERO

Otro documento de la OMS, que es prácticamente calcado al Plan contra la Pandemia de la Gripe en España, también explica cuándo se debe comprar todo lo necesario para hacer frente a una pandemia, sobre todo si no eres un país productor de los útiles. En la fases de la 1 a la 3, cuando la probabilidad de pandemia aún es incierta es cuando hay que "calcular y planificar la compra y distribución de equipo de protección individual para los trabajadores".

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico