Sanidad estudia ya medidas de alivio para los mayores

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad NOTICIAS COVID-19

ministro de sanidad salvador illa

Los niños menores de 14 años ya podrán salir a la calle desde este próximo domingo, aunque de manera muy controlada. Ellos han estado encerrados en casa desde el pasado 14 de marzo. Pero otro colectivo que está sufriendo el confinamiento severo son los mayores, justo otro grupo de edad muy vulnerable ya que en ellos el covid-19 puede acarrear consecuencias más graves y letales.

El Ejecutivo, no obstante, está trabajando ya en medidas de alivio para ellos, aunque solo se ejecutarán "con la máxima prudencia y todas las garantías de seguridad".

Fue uno de los mensajes lanzados este jueves por el ministro Salvador Illa en su quinta comparecencia semanal en la Comisión de Sanidad en el Congreso. Otra sesión plagada de reproches por parte de la oposición y en la que el miembro del Gobierno señaló que ya se empieza a ver la luz al final del túnel, ya que el ritmo de crecimiento de los contagios, aunque se hacen más test, va disminuyendo. Ahora es del 2,2%, cuando la semana pasada era del 3,2%.

Illa, durante su intervención inicial [aquí en PDF], agradeció su labor a los profesionales sanitarios y a los de los servicios sociales y de las residencias, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al personal de limpieza y el que trabaja en el sector primario o en las industrias. A toda la ciudadaní, por el "cumplimiento ejemplar" de las medidas del estado de alarma. Entonces se dirigió a la población mayor. "Soy consciente de que su confinamiento está siendo aún más estricto que el del resto, que han sentido preocupación por su salud y la de los suyos. Sé que es muy difícil estar alejados de sus familias y amigos.

También soy consciente de que, aunque toda la sociedad está haciendo un esfuerzo por protegerlos, a veces les aflige la incertidumbre", señaló.

No podemos bajar la guardia. Debemos tener presente que todavía quedan semanas difíciles para nuestro sistema sanitario

Y aunque aún queda una "etapa dura" en el combate contra el coronavirus, Illa les quiso expresar que "cada día" el final está "más cerca". "Y estamos trabajando también para que, en cuanto sea posible, las medidas de alivio lleguen también a los mayores, por supuesto con la máxima prudencia y todas las garantías de seguridad", insistió.

"SE DETECTÓ EN UN SOLO LOTE"

El ministro acostumbra a lanzar mensajes de extrema cautela. Como recuerda que, tras la tercera prórroga autorizada ayer miércoles por el Congreso y que se extenderá hasta las 00:00 del 10 de mayo, el confinamiento general sigue, por mucho que a partir del domingo se alivie el enclaustramiento de los niños. "No podemos bajar la guardia. Debemos tener presente que todavía quedan semanas difíciles para nuestro sistema sanitario. Vamos por el buen camino, pero debemos conservar la prudencia y mantenernos alerta porque aún quedan momentos difíciles", insistió a sus señorías.

Illa asegura que el martes ya se pidió al proveedor que cesase el suministro de las mascarillas defectuosas de Garry Galaxy que fueron retiradas

Illa también se refirió a las mascarillas defectuosas del fabricante chino Garry Galaxy, que ha obligado al aislamiento a más de un millar de sanitarios y que ha promovido una querella de los trabajadores afectados. El ministro recordó que el pasado 15 de abril su departamento envió una comunicación urgente a las comunidades autónomas para la retirada de unas mascarillas FFP2 del fabricante Garry Galaxy. Una comunicación, dijo, que se hizo la misma tarde en que se dispuso de los informes del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, a quien se habían mandado muestras para su análisis el lunes 13.

"A pesar de que la incidencia se detectó en un solo lote, pedimos que se retiraran todas las mascarillas que iban contenidas en un envase verde. Quiero señalar que otros lotes que fueron analizados sí cumplían con todas las especificaciones. Por tanto, actuamos en todo momento priorizando la seguridad de nuestros profesionales sanitarios y ofreciendo toda la información con máxima transparencia a las comunidades autónomas", defendió Illa. El martes último, 21 de abril, se comunicó al proveedor que cesase el suministro de estas mascarillas. A partir de ahora, se obtendrá la provisión a través de otras empresas autorizadas por el Gobierno chino, a las que se harán "los mismos controles de calidad, tanto por parte de AENOR en China como a su llegada a España, a través del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo".

Illa recalcó que las mascarillas tenían el marcado comunitario, CE, como "todos los productos" que compra Sanidad —también lo tenían los test rápidos defectuosos que tuvieron que ser devueltos—, y por tanto están "verificados". El ministerio, insistió, hace "tres controles adicionales": la validación "técnica de la documentación del producto antes de la compra" (marcado CE, certificado de ensayos realizados), controles de AENOR sobre el terreno, en China, mediante contrato, "para inspeccionar y controlar la producción de cada empresa proveedora de material", y ahora se añade otro control en la recepción, con ensayos en el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo".

ACCESO FUENTE

Imprimir