hospimedica2

La OMS pide que el fin de la cuarentena sea "controlado"

oms

Mucho se habla de desescalada, pero las autoridades insisten en que España todavía no se encuentra en esta fase. Las medidas de contención del coronavirus SARS-CoV-2, que incluyen un confinamiento obligatorio para todos los españoles, siguen vigentes a pesar de que parte de la población haya podido regresar a su puesto de trabajo este lunes, al no haberse prorrogado el permiso retribuido recuperable.

Ahora bien, de cara a ese momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha querido adelantarse y ha anunciado que este martes publicará una guía para los países que estén planteándose levantar estas medidas y regresar poco a poco a una relativa normalidad, aunque pide que lo hagan "lentamente y con control".

En esta guía, la organización incluirá una serie de criterios que deberían cumplir los países que quieran levantar ese confinamiento para evitar cualquier rebrote de la enfermedad. De hecho China, país de origen del virus y el primero en levantar el confinamiento tras una serie de estrictas medidas, ha visto cómo crecen exponencialmente el número de casos importados.

El Gobierno de Pedro Sánchez está ya valorando cómo será esa fase de desescalada, y entre las medidas progresivas estudia que entre las primeras medidas estén la salida a la calle de los niños o de los adultos, de manera individual, para hacer ejercicio al aire libre.

Qué necesita un país para levantar el confinamiento, según la OMS

"Para que la desescalada suponga una escalada hacia la recuperación se precisa acuerdo político", ha asegurado este lunes el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en una rueda de prensa en la que ha hecho un nuevo llamamiento a acordar unos nuevos Pactos de la Moncloa, con el objetivo de "estar a la altura, no solo en términos económicos y sociales, sino también en términos políticos y democráticos" en lo que ha definido como una crisis que no se puede superar sin apoyo.

"Como Gobierno no esperamos un apoyo sin ambages como el que sí han recibido los Gobiernos de otros países", ha explicado en rueda de prensa, recordando que "el patriotismo que existe es arrimar el hombre". "Ningún Gobierno por sí solo podrá afrontar esta crisis", ha asegurado, después de haber explicado los puntos de vista de organismos como la Organización Internacional de Trabajo, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo, que coinciden en la complejidad de la crisis que viene, peor que las anteriores, derivada del "durísimo golpe" que ha supuesto esta pandemia para España y el resto del mundo y que ha empujado a "un parón de actividad productiva y a una crisis económica sin precedentes".

Entretanto Italia, otro de los países más afectados del mundo, este lunes se ha superado la barrera de los 20.000 muertos, después de sufrir el denominado 'efecto lunes'. España, que ya ha superado el denominado pico de contagios, ha reanudado parte de su actividad económica aunque no sin miedo ante un posible rebrote: hasta ahora, la enfermedad mantiene a 169.496 personas contagiadas y que se ha cobrado la vida de otras 17.489. El dato positivo lo ponen, por un lado, las 64.727 altas hospitalarias confirmadas por el Ministerio de Sanidad, pero también la tendencia de la curva de fallecimientos que, con carácter general, parece ir reduciéndose día a día.

De acuerdo con el último balance de la Covid-19 distribuido por Sanidad, el número de muertes diarias asociadas al virus ha vuelto a descender, con 517 fallecimientos más, tras el repunte que se dio a conocer este domingo en el que se indicaban 619 nuevas muertes registradas el sábado. Además, las cifras del 13 de abril también reflejan el ritmo de contagio más bajo de la última semana, que ya se sitúa en el 2,1%.

Sin embargo, estos datos hay que tomarlos todavía con cautela ya que la Semana Santa ha supuesto empalmar dos días festivos (incluso tres, dependiendo la Comunidad Autónoma) con el sábado y el domingo, lo que puede aumentar el llamado 'efecto fin de semana' por el que se producen ciertos retrasos en la notificación del balance relacionado con la Covid-19.

Aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado que el pico de contagios ya se ha superado y que "estamos en condiciones de doblegar la curva de la Covid-19", aún no se puede anticipar ninguna fecha para el fin del confinamiento en territorio nacional. Por ello, el regreso de este lunes no será ni total ni supondrá una vuelta a la normalidad, ya que las autoridades competentes en la gestión de la emergencia sanitaria descartan también que en las próximas jornadas se decrete la salida controlada de los niños a la calle. "Es por prudencia, constituyen un factor de transmisión de la enfermedad. Cuando pensemos que se dan las circunstancias de seguridad para adoptar medidas distintas, lo haremos", ha indicado Illa en relación con este tema.

Hasta que no pasen un mínimo de dos semanas, Sanidad no podrá valorar el impacto que provoque en las estadísticas la reactivación laboral de las actividades no esenciales, según la estimación que ha hecho este lunes en rueda de prensa María José Sierra, directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. "Los efectos de las medidas de cada momento realmente se ven pasadas unas dos semanas, en algunos casos más. Lo que vemos ahora son las consecuencias de las primeras semanas de cuarentena", ha explicado a este respecto la portavoz de Sanidad.


Imprimir   Correo electrónico