hospimedica2

La Guardia Civil realiza varias actuaciones al amparo del Real Decreto que regula los movimientos de personas durante el estado de Alarma

pelu cadiz

Entre las actuaciones, cabe destacar el cierre de dos locales, entre ellos un gimnasio, en la localidad de Torrevieja (Alicante), y la clausura de una peluquería en Puerto Serrano (Cádiz). Asimismo, en la localidad de Cádiz se ha investigado a una mujer que se llevo a su marido por la fuerza de un hospital donde estaba aislado por coronovirus.

La Guardia Civil ha llevado a cabo varias actuaciones al amparo del Real Decreto que regula los movimientos de personas durante el estado de Alarma desde que se decretara el pasado 14 de marzo.

Entre las actuaciones, cabe destacar la detención de una persona en la localidad de Torrevieja (Alicante), como presunta autora de un delito de tráfico de drogas, que lo realizaba en un local abierto al público. Esta persona utilizaba un local que, bajo la apariencia de comercio de ultramarinos, estaba ejerciendo funciones de bar. De hecho, en el momento de la llegada de los agentes, se estaba sirviendo comida a un cliente.

Ante el nerviosismo de la dependienta, se decidió realizar un registro donde se intervino 10 dosis de cocaína, 45 blísteres de viagra, diversos libros donde se anotaba la contabilidad de la droga, 1358 euros en efectivo, sustancia para el corte y los DNI de compradores depositados como fianza para el pago.

También se ha investigado a un hombre por un presunto delito de desobediencia grave a la autoridad ya que tenía abierto al público un gimnasio.

Igualmente, en la localidad de Puerto Serrano (Cádiz), los agentes han clausurado una peluquería clandestina que se había instalado en un garaje particular a que funcionaba careciendo de cualquier tipo de autorización administrativa para ejercer.

En el momento de la intervención, se encontraban en su interior el peluquero que la regentaba y cuatro clientes, todos ellos han sido denunciados por vulneración de la normativa que regula los desplazamientos y práctica de actividades comerciales durante la vigencia del estado de alarma decretado por el COVID-19.

Asimismo, en Chipiona la Unidad de Seguridad Ciudadana, con el apoyo de la Policía Local, disolvieron un botellón que unos jóvenes había organizado en el interior de un remolque para caballos. En Chiclana de la Frontera, se detuvo a un ciudadano alemán por vulnerar de manera reiterada la prohibición de desplazamientos no esenciales, ya que pretendía volver a su país visitando todo el litoral mediterráneo en su turismo. Por último en Barbate, la Guardia Civil interceptó a un joven que practicaba surf en la playa de Mangueta, tratando de huir de los agentes y resultando lesionado uno de ellos en la actuación.

Por último, Guardia Civil de Cádiz ha investigado a una mujer por llevarse a su marido a la fuerza del hospital de Villamartín, el cual había ingresado en dicho centro, por presentar sintomatología compatible con coronavirus, estando a la espera del resultado del test, que finalmente arrojó resultado positivo.

La mujer accedió a la zona de aislamiento sin ninguna medida de protección frente al contagio. Más tarde llevó a su marido al hospital de Ronda, donde fueron localizados por la Guardia Civil, quienes escoltaron la ambulancia que trasladó al marido de vuelta al hospital de villamartin y a la mujer a la finca donde reside, lugar donde debe permanecer en cuarentena por decisión judicial.


Imprimir   Correo electrónico