La Guardia Civil de Toledo despliega 150 patrullas diarias por el COVID-19

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad NOTICIAS COVID-19

guardia civil control carreteras coronavirus

La Guardia Civil de Toledo con 150 patrullas diarias de distintas especialidades, ha tramitado más de 1.600 infracciones por desobediencia y ha detenido a 15 individuos por el incumplimiento del Estado de Alarma.

La presencia de la Guardia Civil por los caminos desde el mismo día 15 ha disuadido de cualquier incumplimiento a quienes han querido saltarse el confinamiento. En Toledo las patrullas de la Guardia Civil cubren 203 pueblos distribuidos en una superficie de 14.952 kilómetros cuadrados.

La Guardia Civil ha realizado en la provincia de Toledo, desde el 14 de marzo, más de 100 auxilios, ha detenido a 52 personas, de las cuales 15 están relacionadas con el incumplimiento del Real Decreto, y se han tramitado más de 1.600 infracciones, la gran mayoría por desobediencia o resistencia a la autoridad.

La Guardia Civil de Toledo cuenta con 72 puestos distribuidos en la provincia, además de cinco destacamentos de tráfico, de los cuales desde el Estado de Alarma permanecen abiertos durante las 24 horas del día 10 de ellos: Villaluenga de la Sagra, Illescas, Seseña, Valmojado, Mora, Ocaña, Quintanar de la Orden, Torrijos, Villacañas, Mora. Esta medida extraordinaria permite patrullar a más agentes.

De esta forma se ha adaptado el servicio a la realidad del confinamiento con el objetivo de preservar la seguridad ciudadana sin perjudicar la atención a otros delitos, como los relacionados con la violencia de género.

«Todas ellas deben facilitar el funcionamiento de los servicios públicos y privados esenciales, en particular los servicios sanitarios, garantizando su normal funcionamiento y prestando todo tipo de servicio que asegure su desplazamiento», informan desde la Guardia Civl, que debe asegurar el transporte de alimentos desde sus lugares de origen a destino. También debe garantizar la seguridad ciudadana y preservar los bienes de la población, especialmente comercios y empresa o industrias clausuradas.

Desde la Jefatura de la Guardia Civil de Toledo se han diseñado servicios específicos para preservar las limitaciones a la  movilidad de personas y vehículos, estableciendo dispositivos fijos y móviles para regular el tránsito de personas, vehículos y mercancías. Estos servicios son establecidos por las distintas especialidades, principalmente la de Seguridad Ciudadana, Agrupación de Tráfico y el Seprona, pero también del resto de unidades que se encuentran a disposición de las anteriores. La atención al ciudadano se presta mediante el teléfono de emergencias 062.  

Desde la Institución se mantiene contacto constante con los distintos ayuntamientos, centros de mayores, asistentes sociales, instituciones como Cruz Roja o Cáritas. Y trabaja de forma coordinada, y conjunta en ocasiones, con el Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas (UME y Bripac), pero sobre todo con las policías locales.

Por último desde la Guardia Civil han querido agradecer a particulares y entidades privadas su ayuda y colaboración. «Queremos resaltar el comportamiento cívico y solidario que está teniendo la ciudadanía ante esta situación, la cual únicamente se resolverá con el trabajo conjunto de toda la sociedad, unos trabajando y otros cumpliendo las restricciones marcadas».

Imprimir