hospimedica2

Defensa suspende las patrullas conjuntas de militares con policías y guardias civiles anunciadas

ejercito coronavirus cordoba

El Mando de Operaciones de la Jefatura del Estado Mayor de la Defensa impartió el pasado 19 de marzo una instrucción en la que se recuerda que el personal de las Fuerzas Armadas "no tiene atribuciones para realizar actuaciones propias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", tales como "solicitud de documentación, registros o controles de tráfico".

No obstante las patrullas conjuntas entre policías y militares que anunció el Gobierno hace tres días para garantizar la seguridad ciudadana no se crearán hasta nuevo aviso. El Ministerio de Defensa, que dirige Margarita Robles, ha trasladado en las últimas horas al departamento de Interior que por ahora no atenderá las solicitudes de apoyo que se le hagan para este cometido, la ministra de Defensa, no estaría de acuerdo con el papel de apoyo a las Fuerzas de Seguridad, en cuestiones de Seguridad Ciudadana, que los militares iban a prestar junto a los agentes y reclamaba mas protagonismo, a pesar de las instrucciones del mando de Operaciones de la Jefatura de Estado Mayor de la Defensa, que recordaba en una instrucción interna que el personal de las Fuerzas Armadas "no tiene atribuciones para realizar actuaciones propias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", tales como "solicitud de documentación, registros o controles de tráfico".

Todo esto tras la polémica al ver como unidades del Ejército se habrían desplegado en solitario y sin coordinación con las Fuerzas de Seguridad asumiendo tareas de Seguridad Ciudadana, además de las que se habían acordado previamente de "presencia, reconocimiento y desinfección" y que vienen realizando.

Es el caso del despliegue de la Infantería de Marina en distintos municipios de las Islas Canarias, Puerto Rico, Morrojable, Gáldar, Corralejo y Arguineguín, entre otros, sin coordinación con la Guardia Civil que es el cuerpo policial que tiene asumidas las competencias en Seguridad Ciudadana en esas localidades, o el despliegue en Villaviciosa, Asturias, una localidad que había quedado fuera del acuerdo previo con la Guardia Civil de tener presencia en otras tres localidades y en la zona costera.

El Ministerio del Interior reconoce que las patrullas mixtas no están en la calle y se limita a asegurar que el criterio de actuación que las regirá ya está cerrado y que se están estudiando casos concretos donde sean de utilidad para su puesta en marcha. Lo cierto es que a día de hoy, ni una sola de esas patrullas conjuntas en funciones de seguridad ciudadana ha llegado a funcionar 72 horas después.

Las patrullas conjuntas estarían dirigidas y coordinadas siempre por un mando de la Policía Nacional o de la Guardia Civil y se formarían a requerimiento del Ministerio del Interior para puntos y funciones concretas. En estas patrullas mixtas en materia de seguridad ciudadana, los policías o guardias civiles tendrían en exclusiva la facultad de multar o detener a ciudadanos que no cumplan con el confinamiento dictado. Los militares, según la instrucción de Interior, se tendrán que limitar a "interactuar" con los ciudadanos y hacer comprobaciones.

Por parte del Ministerio de Defensa, un portavoz oficial negó este martes que haya una orden de no aportar militares a las patrullas mixtas y puso como ejemplo la colaboración con Policía y Guardia Civil en fronteras e infraestructuras críticas. Estas aportaciones son distintas a los equipos conjuntos, con dedicación exclusiva a la seguridad ciudadana, que se iban a desplegar en núcleos poblacionales.

La aportación de militares comenzó el 31 de marzo, el pasado martes, ciñéndose a patrullas mixtas en fronteras e infraestructuras críticas, así como a labores de "presencia, reconocimientos y desinfecciones" en solitario, según fuentes militares. En total, a 2 de abril, 4.633 efectivos militares en 284 localidades.


Imprimir   Correo electrónico