hospimedica2

Los tests rápidos siguen sin ser fiables

Illa Illa Illa

Después de que el Ministerio de Sanidad se viera obligado a devolver una partida de más de 650.000 tests rápidos a una empresa china por su baja eficacia para detectar el coronavirus, las nuevas pruebas adquiridas siguen si proporcionar un resultado fiable, según ha informado la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

En un documento publicado este miércoles, advierte de que "hasta la actualidad las pruebas que se han realizado en España con estos kits de detección de antígeno basados en la inmunocromatografía presentan una sensibilidad inferior a un 50%" cuando lo "aceptable", apuntan, es del 70%.

Es por ello que recomiendan no comprar este tipo de material "sin antes evaluarlo y probarlo en una población que represente aquella en la que se va a utilizar en la vida real". Es precisamente este consejo el que está siguiendo el Gobierno después de que se comprobara que los anteriores tests, adquiridos a la empresa china Bioeasy, apenas tuvieran un 30% de sensibilidad después de ser distribuidos a las Comunidades Autónomas.

Según informó este miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa, los nuevos kits adquiridos están siendo evaluados por el Instituto de Salud Carlos III pese a que cuentan con los estándares necesarios. No obstante, después de la primera experiencia con los tests, el Gobierno quiere tomar precauciones antes de distribuir material defectuoso a las Comunidades.

En la anterior ocasión fue Madrid quien denunció que los 9.000 kits que le proporcionó el Ejecutivo central no eran eficaces. Desde la Embajada China en España alegaron que su Ministerio de Comercio elaboró una lista de proveedores clasificados para que España pudiera comprar los tests, pero finalmente nuestro país decidió adquirirlos de otra empresa, Shenzhen Bioeasy Biotechnology, que no estaba incluida en la lista.

Esta empresa, además, no cuenta con la licencia correspondiente para vender sus productos, pero desde sí con el sello de homologación de la Unión Europea, por lo que en esta ocasión el Ejecutivo ha decidido hacer las comprobaciones necesarias en el laboratorio antes de volver a distribuirl el material.


Imprimir   Correo electrónico