hospimedica2

La Guardia Civil de Navarra distribuye ordenadores para estudiantes de instituto

La Guardia Civil distribuye ordenadores para los estudiantes de un instituto de Navarra

De momento se han repartido 11 ordenadores y un 'pincho USB' que permite la conexión a Internet

Esta semana, la Guardia Civil en las localidades navarras de Marcilla, Milagro y Villafranca ha entregado ordenadores y pinchos USB para que los estudiantes del I.E.S. Marqués de Villena, en Marcilla, puedan seguir con el curso escolar.

De momento han entregado 11 Chromebooks -así se llaman los dispositivos con los que los estudiantes trabajan desde casa- y un pincho USB para que un estudiante se pueda conectar a Internet. Las entregas aún no han terminado, en los próximos día habrá otra remesa. Para ese reparto han contado con los servicios de Protección Civil y con el apoyo de los servicios sociales de la zona.

Cuando comenzaron las clases a distancia, los profesores comprobaron que algunos estudiantes de segundo de bachillerato no se estaban conectando, porque no tenían los dispositivos o el acceso a Internet. Por lo que se pusieron en contacto con el Gobierno de Navarra, hicieron una lista y solicitaron material.

Los ordenadores llegaron a casa de uno de los profesores que vive en Tudela, la capital de la Ribera de Navarra, a 40 kilómetros de Marcilla, que comenzó a repartirlos.

La directora del centro, Mónica Sanz, cuenta que al anunciarse que se iban limitar aún más los movimientos les asaltó la duda de si ese profesor podría llevar los dispositivos a Marcilla.

Debido a esas limitaciones acudieron a la Guardia Civil, que durante el martes hizo su reparto y que está dispuesta a completar la entrega de los dispositivos que todavía faltaban por repartir, dice la directora del Centro que está satisfecha con el resultado, ya que están dando las clases a distancia, en medio de lo que ha sido un tsumani llamado COVID-19.

El puesto de la Guardia Civil de Marcilla, como la mayoría en estos momentos, permanece cerrado al público, pero los agentes siguen en la calle, atendiendo las necesidades de la ciudadania y haciendo cumplir el confinamiento.


Imprimir   Correo electrónico