hospimedica2

Guardia Civil, Policía y Funcionarios de Prisiones colectivos de muy bajo riesgo frente al coronavirus según Sanidad

polis militares coronaviurs

En un nuevo documento, ‘Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2’, entre cuyos firmantes se encuentran los sindicatos UGT y CCOO, se establecen los criterios para clasificar a los trabajadores en función del «riesgo de exposición» al virus en su actividad ordinaria. Y una de las conclusiones es que en el caso de personal tan crítico como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o los funcionarios de prisiones, en primera línea en el combate contra la pandemia, existe una «baja probabilidad de exposición».

El documento se refiere así a aquellos «trabajadores que no tienen atención directa al público o, si la tienen, se produce a más de dos metros de distancia, o disponen de medidas de protección colectiva que evitan el contacto·», como una mampara de cristal.

2 captura de pantallaFuente: Ministerio de Sanidad

Así, el departamento de Salvador Illa divide a los trabajadores en tres categorías, determinantes para proporcionarles o no material de protección. En situación de «exposición de riesgo» se incluye al personal sanitario, técnicos de transporte sanitario «si hay contacto directo con la persona sintomática trasladada», tripulación de medios de transporte que atiende durante el viaje a una persona sintomática procedente de una zona de riesgo o «situaciones en las que no se puede evitar tener un contacto estrecho en el trabajo con una persona sintomática».

Por «contacto estrecho» se refiere Sanidad a cualquier persona que haya proporcionado cuidados mientras el caso presentaba síntomas o «convivientes, familiares y personas que hayan estado en el mismo lugar que un caso mientras presentaba síntomas a una distancia menor de 2 metros durante un tiempo de al menos 15 minutos».

Como trabajadores en «exposición de bajo riesgo» se considera a los sanitarios que no tienen contacto con personas sintomáticas, como «celadores, camilleros o trabajadores de limpieza»; personal de laboratorio o ayuda a domicilio de contactos asintomáticos. Finalmente, con «baja probabilidad de exposición» se incluye a policías y guardias civiles, empleados de Instituciones Penitenciarias, conductores de transporte público, bomberos o personal de seguridad, entre otros, como se observa en el siguiente cuadro.

captura de pantalla personal riesgo sanidad

Esa clasificación es clave para la protección de los empleados porque, según se indica, en los casos de «baja probabilidad de exposición», Sanidad concluye que «no es necesario» el uso de equipos de protección. Únicamente podrían requerir, señala, «protección respiratoria y guantes de protección» en «ciertas situaciones» como la «falta de cooperación de una persona sintomática».

El documento establece también las pautas para el «manejo de los contactos», ordenando por ejemplo que en el caso de un contacto «casual» con un caso confirmado se prosiga con la «actividad laboral normal» realizándose únicamente una «vigilancia pasiva de aparición de síntomas».

En caso de que ese contacto sea «estrecho» el trabajador se pondrá en cuarentena de 14 días. Sin embargo, a los siete se le realizará un test de diagnóstico y en caso de que resulte negativo «podrá reincorporarse a la actividad profesional». La única recomendación de Sanidad en este caso es que se extremen las medidas de higiene personal. La misma orden se da si la persona manifiesta síntomas.

700 CONTAGIOS

La pandemia del coronavirus se está cebando especialmente con los sanitarios, pero también con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Los sindicatos han cifrado en 9.000 los agentes de todos los cuerpos en cuarentena y en 700 los contagiados. En los últimos días se confirmó también que el director adjunto operativo (DAO), Laurentino Ceña, que forma parte del equipo de expertos de Sanidad que cada día ofrece la actualización de datos sobre la pandemia, también estaba contagiado.

La enfermedad se ha cobrado además varias vidas. La última, la del teniente coronel jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR), Jesús Gayoso Rey, que falleció el viernes a los 48 años de edad.

Los sindicatos denunciaron este lunes la falta de medios de protección entre sus agentes e incluso presentaron una denuncia judicial contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por «homicidio imprudente».

Marlaska defiende que «desde el primer momento» los agentes cuentan con los medios de protección «necesarios y precisos» para el ejercicio de sus funciones y admitió que estos días conllevan un «plus de riesgo relevante».

La misma situación se detecta en las cárceles, donde los empleados han denunciado la falta de protección. Como reveló OKDIARIO, Interior remitió un correo a los directores de prisiones en el que les abroncaba por considerar que se hacía un uso «generalizado» de mascarillas.

 


Imprimir   Correo electrónico