hospimedica2

Miembros de las Fuerzas Armadas apoyarán a la Guardia Civil en la vigilancia de fronteras y patrullarán junto a guardias civiles en 7 provincias

Militares asumiran la vigilancia de fronteras y patrullaran junto a Guardia Civil en 7 provincias

Miembros de las Fuerzas Armadas asumirán la vigilancia de fronteras españolas dentro de sus labores de lucha contra el COVID-19, además de realizar patrullas conjuntas junto a la Guardia Civil en un total de 87 localidades de siete provincias españolas para vigilar el cumplimiento de las cláusulas decretadas por el estado de alarma.

Después de 16 días de estado de alarma, las Fuerzas Armadas continúan con su despliegue por todo el país, el cual ha ido aumentando día a día tanto en número como en funciones. Así, en el marco de la “Operación Balmis”, en las calles de 282 localidades hay hoy, lunes, 6.282 efectivos, de los cuales unos 2.900 son sanitarios que prestan su apoyo tanto en centros médicos como en el Centro Militar de Farmacia de la Defensa, que no ha dejado de fabricar gel desinfectante, paracetamol y antivirales.

Así lo ha detallado esta mañana el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, quien ha destacado que hoy, además de sus ya clásicas misiones, aumentarán su presencia en tareas de seguridad. Además de la vigilancia de tres centrales nucleares, apoyarán a la Guardia Civil en misiones de vigilancia fronteriza o en patrullas mixtas en 87 localidades de 7 provincias.

Mientras, a lo largo del día, ha explicado el general Villarroya, los efectivos de la UME, los dos Ejércitos y la Armada tienen previsto desplegarse, entre otros, en 157 residencias de ancianos, cuatro hospitales y 18 centros de salud. Hasta este momento, las Fuerzas Armadas han actuado, principalmente para tareas de desinfección, en más de 1.350 residencias de ancianos, 500 hospitales y centros de salud, 64 aeropuertos, 22 puertos, 247 estaciones (tren, autobús y metro), 250 instalaciones de la Administración y 16 cárceles.

Los militares continúan también colaborando con el montaje de campamentos improvisados y hospitales de campaña. Uno de los últimos es el que están levantando los efectivos del Mando de Ingenieros del Ejército de Tierra en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Una instalación, explican desde el Ejército, con capacidad para entre 60 y 70 personas en la que los militares han montado, además de las carpas, un contenedor de aseos, la climatización y el grupo electrógeno.

Las Fuerzas Armadas también se están encargando en Madrid del traslado de fallecidos a la morgue provisional instalada en el Palacio de Hielo (98 fallecidos trasladados este domingo), y el traslado de pacientes moderados entre hospitales. Además del reparto de comida a colectivos desfavorecidos o el transporte de mercancías del banco de alimentos, continúan con el mantenimiento del hospital de Ifema y los módulos para personas sin hogar en la Fira de Barcelona. Este lunes estudiarán además el posible apoyo a la instalación de un hospital de campaña en la Fira de Mostras.

También se encargan del mantenimiento de los dos de la Feria de Madrid (Ifema) y del campamento para personas sin hogar de la Fira de Barcelona. En la Ciudad Condal, tal y como ha destacado el JEMAD, se ha desplazado un equipo para el reconocimiento del posible apoyo a la instalación de un hospital de campaña en las mismas instalaciones, algo que también harán en otros puntos de España en los que han solicitado su ayuda, como en el Valle de Arán (Lérida), Sabadell (Barcelona) o Tomelloso (Ciudad Real).

El general ha querido hacer hincapié en que estos hospitales de campaña no están gestionados por las Fuerzas Armadas, que de momento sólo apoyan en su instalación y mantenimiento.Junto a esto, continuarán trasladando material médico, principalmente a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y las islas.

En cuanto al transporte de material sanitario, un avión del Ejército del Aire aterrizó ayer en Madrid con el cargamento de material que ha donado la República Checa tras la petición de ayuda de España a la OTAN. Mientras, esta tarde está previsto que llegue a bordo de un A400M otro envío desde China adquirido por el Gobierno, que incluye, además de mascarillas y equipos de protección, un millón de tests rápidos.

“No sé si estamos saliendo del núcleo de la tormenta, pero parece que las turbulencias son menores”, ha apuntado el JEMAD para recordar que, pese a ello, “aún estamos en zona de problemas y nos queda la complicada fase del aterrizaje”. Por ello, ha vuelto a pedir unidad y ha recordado que “siempre las Fuerzas Armadas están al servicio del pueblo para ayudar a todo el mundo a combatir el coronavirus. Todos juntos venceremos”, ha sentenciado el general.


Imprimir   Correo electrónico