hospimedica2

Muere el primer mosso d’esquadra víctima del coronavirus

mossos guardias civiles

El policía de 57 años y padre de dos adolescentes estaba destinado en Premià de Mar en el grupo de proximidad

La letalidad del coronavirus demoledora en todos los sectores de la sociedad ha quedado más que evidenciada hace días. Como es una evidencia el riesgo de aquellos profesionales más vulnerables y expuestos al contagio. Este viernes falleció a consecuencia del virus el primer mosso d’esquadra, un agente de 57 años y padre de dos adolescentes que trabajaba en Premià de Mar en la oficina de proximidad.

El anuncio se extendió como una mancha de dolor e impotencia entre un colectivo que como el resto de las fuerzas de seguridad ha denunciado en los últimos días la vulnerabilidad que están sufriendo ante la falta de medios de protección para realizar su trabajo y la escasez de test de confirmación que les permita aislar a los que sin síntomas ya están contagiados.

El agente padecía una afectación respiratoria previa

El agente fallecido, Joan M. F. padecía una afectación respiratoria previa y llevaba tres días ingresado en el hospital de Can Ruti de Badalona donde ha fallecido este viernes. Tras conocerse su muerte las muestras de consuelo, solidaridad y apoyo se han multiplicado en las redes sociales. Desde los sindicatos policiales, otros cuerpos policiales y el conseller de Interior, Miquel Buch, que por su anterior responsabilidad como alcalde de Premià había coincidido alguna vez con la víctima.

La cifra de confirmados y confinados de las distintas fuerzas de seguridad es imposible de concretar, se habla de medio centenar de contagiados aunque los sindicatos aseguran que sin la posibilidad de hacer las pruebas la cifra será muchísimo más elevada. La Guardia Civil es la organización con más personas infectadas, e ingresados en la UCI en estado crítico. Tres guardias civiles han fallecido ya por culpa del coronavirus.

Precisamente un grupo de guardias civiles se ha trasladado hasta las puertas de la comisaría de Premià y tras formar, uno de ellos ha trasladado en nombre del teniente coronel jefe de la comandancia de Barcelona el pésame a los compañeros y familiares de la víctima. Tras la orden de romper filas, los policías autonómicos presentes en la puerta han agradecido el gesto con un aplauso. Tras el improvisado homenaje, mossos y guardias civiles se han intercalado para guardar unos segundos de silencio.

El mosso fallecido también ha sido recordado al inicio de la rueda de prensa que cada mediodía ofrecen desde la Moncloa los servicios del comité de emergencias.

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico