Nuevas instrucciones para Guardia Civil y Policia por el estado de alarma

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad NOTICIAS COVID-19

control policia nacional

El Ministerio del Interior advierte de que estas órdenes pueden cambiar e incluso hacerse más restrictivas.

El Ministerio del Interior ha redactado una serie de instrucciones actualizadas para los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local sobre cómo actuar en cada caso durante el tiempo que dure el estado de alarma impuesto por el Gobierno desde el pasado domingo, 15 de marzo. Unos criterios que podrán ir variando en función de la evolución de la situación, e incluso hacerse más restrictivos, advierte.

Por ejemplo, solo se permite que vaya un ocupante por vehículo. Si van dos personas, el agente debe estudiar el caso, y decidir si es denunciable o no; en este último caso deben llevar mascarillas. Si hay tres ocupantes, se denunciará. En otro tipo de transporte, la sanción puede llegar si se produce más del 50% de la ocupación permitida (furgonetas, por ejemplo). Está prohibido ir de viaje a la segunda residencia.

En cuanto al paseo de las mascotas, se debe hacer «el tiempo mínimo imprescindible» y con una sola persona. No debe haber ninguna reunión ni aglomeración de comunidades musulmana, cristiana, china, etc. Las mezquitas y otros centros de oración deben permanecer cerrados al igual que los negocios de estas comunidades que no estén dentro de los permitidos.

Para los conductores o transportistas profesionales se ha determinado que las gasolineras que tengan aseos faciliten el uso. Para que estos trabajadores puedan llevar a cabo los descansos que marca la normativa sobre los tiempos de conducción, los establecimientos que dispongan de cocina, servicios de restauración, o expendedores de comida preparada, deberán facilitarles un servicio de catering. No se pone ninguna limitación al transporte de mercancías, ni por tipo de mercancía, ni por destino.

Pueden abrir las funerarias (evitando la aglomeración de personas y respetando la distancia de al menos un metro entre personas); las clínicas veterinarias; las notarías, registros de la propiedad, corredurías de seguros; las tiendas de telefonía móvil; y las empresas de construcción, con licencia de obras y que estén dadas de alta.

No deben estar abiertas las peluquerías y clínicas de belleza (pueden atender a sus clientes a domicilio); las empresas de comida rápida (salvo para llevar la comida a domicilio; no se permite ir a recoger la comida al establecimiento). Tampoco deben tener actividad las tiendas de electrodomésticos ni ferreterías.

En cuanto a los establecimientos minoristas de alimentación (comidas hechas para llevar, que no se consumen en el establecimiento) pueden abrir al público pero manteniendo las garantías de seguridad de los clientes, evitando aglomeraciones en el interior y fuera.

A los bares, restaurantes, pizzerías y hamburgueserías, solo se les permite el reparto de productos a domicilio; y los comercios minoristas pueden realizar ventas por internet y envíos domiciliarios.

En los supermercados y tiendas de alimentación abiertas está prohibido el consumo en los establecimientos; se deben evitar aglomeraciones y se controlará la distancia de seguridad, tanto de consumidores como de empleados. En los establecimientos que venden «varias cosas» se comprobará cuál es la actividad principal por si no es legal, en cuyo caso se cerrará.

OTROS NEGOCIOS

Talleres de reparación de vehículos: no está permitida su apertura al público salvo causa justificada, en cuyo caso solo pueden funcionar a puerta cerrada y sin que el cliente esté presente en el taller.

Toda actividad laboral se encuentra permitida, incluyendo las fábricas, labores agrícolas, etc., en las que sus Servicios de Prevención de Riesgos Laborales deben tomar las medidas adecuadas. También están autorizados los desplazamientos de fontaneros, electricistas, personal de mensajería, etc., cumpliendo con las medidas de seguridad previstas, en cuanto al uso de material de protección propio y la distancia de seguridad.

Se recomienda que los proveedores de fitosanitarios o de materiales de construcción lleven el material a donde sea necesario, si bien está permitido recoger los productos previamente encargados para realizar la actividad laboral (mayorista), con un único cliente en cada momento.

Se permite la actividad comercial en las tiendas de fitosanitarios en el interior de las cooperativas para sus socios, «con las debidas precauciones de evitar aglomeración de personas», pudiendo articular un sistema de cita previa, para que en el lugar solo haya una persona que recoge el pedido y otra a la espera. Por último, en las instrucciones se indica a los agentes que las patrullas deben dirigirse a los centros sanitarios una vez por turno.

Imprimir