hospimedica2

La Policía Nacional detiene a una jóven de 18 años en Montequinto por escupir a los agentes que le advirtieron que tenía que irse a su casa

policia nacional

La Policía Nacional ha detenido a una joven de 18 años que tras ser advertida de que tenía que regresar a su casa en cumplimiento de la orden decretada por el Gobierno central, escupió a los agentes que trataron de identificarla.

Según confirman fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las 19.10 horas de este lunes, en la avenida de Montequinto. La joven se encontraba paseando al perro en compañía de su pareja sentimental. Una patrulla de la Policía Nacional que los vio, se aproximó a ellos y les informó de las obligaciones impuestas por el real decreto que había aprobado el Gobierno central el pasado sábado.

La chica trató de excusarse asegurando que estaban sacando al perro y que habían salido a comprar a la farmacia. Los agentes le informaron que ese tipo de cometidos deben realizarse solos y en el menor tiempo posible. Según las mismas fuentes, la denunciada se puso muy nerviosa y como no deponía su actitud e iniciaba el regreso a su casa, los funcionarios policiales se bajaron del vehículo y se aproximaron a ella. Fue entonces cuando la chica les gritó, les insultó y les escupió en la cara.

La joven fue inmediatamente detenida, pero los agentes se vieron obligados a acudir a un centro sanitario ya que se acababan de exponer a un riesgo claro de contagio.

La instrucción que han recibido los cuerpos policiales sobre cómo actuar para hacer cumplir el estado de alarma decretado establece que pueden sancionar la desobediencia civil aplicando el artículo 36.6 de la ley de Seguridad Ciudadana, que recoge multas de entre 601 y 30.000 euros. El Código Penal también fija en su artículo 556 penas de prisión de tres meses a un año o de seis a 18 meses de multa a los que «se resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad».


Imprimir   Correo electrónico