hospimedica2

El ministro de Justicia anuncia que tramitará los indultos de los presos del «procés» la próxima semana

MINISTRO JUSTICIA

El proceso, en total, puede demorarse más de seis meses, aunque por economía procesal las peticiones se agrupan por cada una de las personas afectadas, de manera que se lleva a cabo un expediente por cada reo

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha avanzado este miércoles durante la sesión de control al Gobierno que su departamento comenzará la próxima semana a tramitar los indultos de los presos del «procés» que se han recibido por ahora. Lo ha hecho en la frase final de respuesta a una pregunta dirigida por la diputada de Junts per Cataluña, Laura Borrás, en la que ha indicado que se abordará ahora «porque les toca» según orden de llegada.

En un momento en que la parlamentaria reprochaba que la justicia española «es más española que justicia», como a su juicio lo prueba que la resolución relativa a la Gürtel se demoran en tanto se espera una rápida sentencia contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, Campo ha contestado.

«Respetamos las resoluciones de los tribunales. Todas. Estamos plenamente dispuestos al diálogo porque es la manera de responder a los conflictos políticos. Afrontamos con normalidad democrática los posibles cambios normativos que exige y reclama la sociedad y en cuanto a este Ministerio se refiere, impulsa normativamente aquello que son los designios del Gobierno, tramita los expedientes de nacionalidad, tramita todos los problemas de registro civil y también está tramitando los indultos. Por cierto, esos que a usted le preocupan empezarán a tramitarse la semana que viene porque les toca».

«Nos ha cogido totalmente por sorpresa», decía Borrás en el patio del Congreso al término de su intervención, en la que recordaba que esta tramitación puede «durar años» y que «no significa» que los indultos «sean concedidos». La diputada ha aprovechado su protagonismo mediático para exigir que lo que hace falta es una solución política, defender una amnistía y decir que, según los cálculos de Òmnium Cultural, hay 2.850 represaliados del independentismo.

En el marco de la sesión de control, Campo también ha sido requerido por el PP para que explique las intenciones del gobierno de modificar en el Código Penal los delitos de rebelión y de sedición, precisamente los que nutrieron las acusaciones y luego la condena de los presos del procés y Junts per Cataluña elige eliminar. En su repuesta, el titular de Justicia simplemente ha recordado que fue promesa en el discurso de investidura de Pedro Sánchez y que se hará para sintonizar la tipificación de esos delitos con Francia, Italia o Alemania, al tiempo que ha subrayado que el proyecto «llegará con todos los informes del Consejo General del Poder Judicial, el Consejo de Estado y la Fiscalía General del Estado y se abrirá un amplio debate». «Apoyen ese debate, apoyen ese diálogo, en ese proyecto de país queremos verles», ha instado a los populares.

TRECE PETICIONES

La última petición de indulto para los condenados del «procés» se presentó el pasado mes de agosto en favor de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, sumándose a las ya presentadas para los doce líderes independentistas condenados por sedición. De hecho, la primera instancia era general y se refería a todos ellos.

El trámite de solicitud de los indultos por particulares puede llevarse a cabo por los penados, sus parientes o cualquier otra persona en su nombre. Las solicitudes deben ser sometidas a informe del tribunal sentenciador, en este caso la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, debiendo ser oído previamente el Ministerio Fiscal. La concesión, en caso de producirse, compete al Rey, a propuesta del ministro de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros, y debe acordarse mediante Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Según explican en fuentes del Ministerio de Justicia, las solicitudes comienzan a tramitarse ahora una vez superado el atasco que se había producido por dos factores consecutivos: la situación de interinidad del Ejecutivo anterior y el parón por la pandemia de coronavirus.

Ahora, «toca» el turno a los expedientes relativos a los presos del procés, que comenzarán a tramitarse la semana que viene recabando informe tanto del Tribunal Supremo, el órgano sentenciador, que a su vez solicita el parecer de la Fiscalía. El proceso, en total, puede demorarse más de seis meses, aunque por economía procesal las peticiones se agrupan por cada una de las personas afectadas, de manera que se lleva a cabo un expediente por cada reo.


Imprimir   Correo electrónico