hospimedica2

El juzgado de vigilancia penitenciaria suspende la semilibertad de cinco líderes del ‘procés'

FR6XZZ3LWZEHXEAGD4ZPOTLKQM

La medida, responde a un recurso de la Fiscalía contra el tercer grado de Junqueras, Romeva, Forn, Sànchez y Cuixart

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Cataluña ha ordenado la suspensión del tercer grado de cinco presos del procés. La decisión responde a la medida cautelar pedida esta misma mañana por la Fiscalía de Barcelona, que ha recurrido la semilibertad concedida a Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Los presos tienen tres días para recurrir el escrito del ministerio público, pero mientras el juzgado resuelve definitivamente si mantiene o revoca la semilibertad de los líderes independentistas estos dejarán de disfrutar del régimen abierto.

La revocación de la semilibertad de los presos es inmediata, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por lo que previsiblemente ya no podrán gozar de ella mañana.

Antes de que la Generalidad les concediera el tercer grado, el pasado 14 de julio, los presos del procés ya salían a diario de prisión gracias a la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que les permitía abandonar la cárcel de lunes a viernes para trabajar, hacer voluntariado o cuidad de familiares. Pero la posibilidad de volver ahora a este régimen se ha complicado para los líderes independentistas después de que el Tribunal Supremo revocara el pasado jueves el 100.2 de la expresidenta del Parlamento Carme Forcadell y acordara que es a él, como tribunal que juzgó y condenó a los presos del procés, a quien le corresponde la última palabra sobre la aplicación de este artículo.

El ministerio público ha impugnado los permisos concedidos por esta vía a los nueve presos y la Audiencia de Barcelona ya ha enviado al alto tribunal los casos de Forn, Sànchez y Cuixart y prevé remitir el resto para que el Supremo decida si los revoca o los mantiene.

Además, la Sala que preside Manuel Marchena estableció que el recurso de la Fiscalía ante la aplicación del 100.2 implica la suspensión de este régimen por lo que los presos, en principio, no podrían volver a disfrutar del mismo una vez que se les ha anulado el tercer grado.

Fuentes del Departamento de Justicia de la Generalidad consideran que los cinco presos a los que el juez ha suspendido cautelarmente la semilibertad tendrán que regresar al segundo grado, que solo permite solicitar un máximo de 36 días de permiso al año siempre que se haya cumplido un cuarto de la condena (requisito que ahora solo superan Forn, Sànchez y Cuixart).

La Fiscalía aún no se ha opuesto formalmente al tercer grado de Dolors Bassa, Josep Rull y Jordi Turull, pero las fuentes consultadas señalan que se está estudiando.

Por otro lado, el tribunal de Vigilancia Penitenciaria que le corresponde a Carme Forcadell no se ha pronunciado aún sobre el caso de la expresidenta del Parlament, cuyo tercer grado sí ha sido recurrido por la Fiscalía.


Imprimir   Correo electrónico