hospimedica2

El TSJC procesa por el golpe del 1-O a Jové interlocutor en la mesa entre el Gobierno central y el Gobierno de la Comunidad autónoma catalana

jove sanchez

Josep María Jové debe afrontar una fianza de 2,9 millones y se le ha retirado el pasaporte

 El TSJC procesa Josep María Jové, ex secretario general de Vicepresidencia con Oriol Junqueras  y a Lluís Salvadó, ex secretario de Hacienda de la Generalidad catalana, por los delitos de prevaricación, desobediencia, malversación y revelación de secretos por el 1-O.

La juez que investiga la implicación de ambos políticos catalanes en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña considera que Salvadó tuvo «un evidente papel en la organización de los preparativos y elementos indispensables para la celebración» del mismo gracias a que entonces se encontraba al frente de la Secretaria de Hacienda de la Generalidad de Cataluña.

Ahora, el TSJC considera que hay indicios suficientes para considerar que tanto Jové como Salvadó trabajaron desde comienzos de 2016 en el diseño de las denominadas ‘estructuras’ de la futura y eventual república catalana, una vez llegaron al Gobierno autonómico catalán, tras las elecciones legislativas del año 2015. La agenda Moleskine incautada por la Guardia Civil en el despacho de Jové, durante los registros ordenados por varios juzgados catalanes, proporcionó información esencial al Tribunal Supremo durante el juicio del ‘procés’.

Ambos diputados de ERC se habrían encargado de desarrollar, según recoge el auto de la juez, el proyecto de las «cuatro áreas» necesarias para poner en marcha un Estado catalán independiente. Áreas que incluirían la «sostenibilidad económica y financiera» para su financiación, la creación de un Banco Central en Cataluña, las partidas presupuestarias para dotar de recursos a una Hacienda propia con la que recaudar y gestionar impuestos fuera de las competencias constitucionales de las Comunidades Autónomas y preparar las normas administrativas necesarias para llevarlo todo a la práctica.

La juez ha citado a Jové y Salvadó el próximo día 11 de marzo para que presten declaración. Y les impone, además, la obligación de comparecer mensualmente en el juzgado, durante el tiempo en que se prolongue la investigación hasta la apertura del juicio oral, les retira el pasaporte y les prohibe salir de España.

RESPONSABLE DESTACADO

Los correos electrónicos y las conversaciones telefónicas intervenidas a Jové reflejan su implicación «como responsable destacado en la búsqueda de los locales donde instalar los colegios electorales» del 1-O, «para lo que realizó las oportunas gestiones para lograr esta cesión, interesándose por instalaciones alternativas en previsión de que algún municipio no prestase ese apoyo», sostiene la magistrada en su Auto.

Además, el número dos de Junqueras en el Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña, «era conocedor de la fecha en la que iba a publicarse el decreto de convocatoria y de las consecuencias que implicaba».

Jové «no dio ninguna orden para detener las actuaciones que se estaban llevando a cabo para realizar el referendum, convocado formalmente el día 6 de septiembre de 2017, siendo como era el responsable del área de consultas populares en aquel momento, ni tampoco para impedir que se pagase o comprometiese dinero público», añade la magistrada. Hasta tal punto, que «intervino en la transferencia» de partidas del Fondo de contingencia de la Generalidad para asegurar la celebración de la consulta declarada ilegal del 1 de octubre.

INTERLOCUTOR CON ‘LOS JORDIS’

Josep María Jové es uno de los tres negociadores de ERC que se sentó en noviembre de 2019 cara a cara con el PSOE para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez, tras las generales del pasado 10-N. El ex secretario general de Vicepresidencia fue grabado por la Guardia Civil coordinando al millonario Jaume Roures y a los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart –condenados por sedición por el Supremo– durante el golpe de Estado del 1-O.

Jové no sólo está procesado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por su participación en el referéndum ilegal de otoño de 2017. Es que, además, en la instrucción desarrollada en el Juzgado número 13 de Barcelona, e impulsada por la Guardia Civil, se identificó, al ahora interlocutor de Sánchez, como uno de los nexos de contacto entre algunas figuras clave para la celebración del referéndum del 1-O. Entre ellos, los‘Jordis’ -Cuixart y Sánchez- y el multimillonario podemita Jaume Roures.

La Guardia Civil dejó constancia en sus informes de las reuniones mantenidas entre Jaume Roures y Oriol Soler, uno de los considerados protagonistas del ‘Estado Mayor’ del separatismo. De hecho, uno de los encuentros centrales investigados por la Guardia Civil fue protagonizado por Oriol Soler, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez.


Imprimir   Correo electrónico