hospimedica2

La Guardia Civil de Granada desarticula nueve centros de producción de marihuana en Fuente Vaqueros

IMG 3354 photo

 Los agentes han realizado nueve registros domiciliarios en los que se han intervenido mil ciento sesenta y seis plantas de cannabis sativa. Durante el operativo un derivador de corriente eléctrica comenzó a arder en una las viviendas debido a la sobrecarga eléctrica

20 de enero de 2021. La Guardia Civil, en el marco de la operación Ralote, ha dado un nuevo golpe al tráfico ilegal de marihuana al desarticular nueve importantes centros de producción de esta droga en la localidad de Fuente Vaqueros en los que se han intervenido mil ciento sesenta y seis plantas de cannabis sativa.

En esta operación la Guardia Civil ha investigado a catorce personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de sustancias estupefacientes y otro delito de defraudación de fluido eléctrico.

Esta operación surge de las quejas vecinales por las molestias derivadas del cultivo intensivo de cannabis y el posterior tráfico de marihuana. La información recabada al respecto por los investigadores de la Guardia Civil de Santa Fe con sus pesquisas ha servido para identificar estos nueve centros de producción en la localidad de Fuente Vaqueros.

La Guardia Civil desplegó un dispositivo en torno a un barrio marginal de Fuente Vaqueros y a lo largo del día 15 de enero los investigadores de Santa Fe junto con la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Armilla realizaron nueve registros domiciliarios.

En la primera vivienda los agentes desplegados encontraron ciento ochenta (180) plantas de cannabis sativa; en la segunda ciento sesenta y tres (163) plantas; en la tercera ciento cuarenta (140); en la cuarta ochenta y cinco (85); en la quinta doscientas (200); en la sexta doscientas ochenta (280); en la séptima sesenta (60); en la octava ciento ochenta (180) y en la última sesenta y tres (63) plantas de cannabis sativa.

Curiosamente, durante los registros, un derivador de corriente eléctrica comenzó a arder en una de las casas debido a la sobrecarga eléctrica que estaba soportando y la Guardia Civil tuvo que entrar en dicha vivienda para evacuar a las personas que estaban dentro. Posteriormente fue necesario que acudieran los bomberos de Granada para extinguir el incendio que el derivador había provocado.

Es el peligro que conllevan estos enganches ilegales a la red eléctrica. De hecho, en las nueve viviendas registradas los técnicos de Endesa que acudieron a apoyar a la Guardia Civil descubrieron acometidas irregulares a la red.

Colaboración con ENDESA

La Guardia Civil y Endesa colaboran de forma permanente en la detención de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Esta colaboración se concreta en operaciones como la que se ha realizado en Fuente Vaqueros, en las que los técnicos de la empresa eléctrica y la Guardia Civil actúan de manera conjunta.