hospimedica2

La Guardia Civil de Granada investiga a tres individuos por falsedad documental a la hora de matricular vehículos de lujo extranjeros en España

2ugic95gc granada

Los investigados falsearon los datos de los vehículos importados en el impreso electrónico del impuesto de matriculación para que el coste fuera cero euros. Uno de los investigados denunció que había cobrado cien euros a cambio de su documentación para poner los coches a su nombre y la Agencia Tributaria le reclama ahora 20586 euros de impuestos

25 de octubre de 2020. La Guardia Civil ha descubierto un entramado que se dedicaba a importar vehículos de lujo desde Alemania y falsear los datos de estos vehículos en el impreso electrónico que presentaban en la Agencia Tributaria para pagar el impuesto de matriculación, con el fin de que el coste fuera cero euros. 

La Guardia Civil ha investigado a las tres personas que están relacionadas con esta falsedad documental y con un fraude a la Agencia Tributaria de más de veinte mil euros.

El Juzgado de Instrucción número ocho de Granada ordenó a los agentes del Grupo de Investigación del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Granada que investigaran la denuncia de un individuo que decía que la Agencia Tributaria le reclamaba 20 586 euros por matricular dos vehículos de lujo, un Audi SQ5 y un Maserati GranTurismo MC Stradale, de los que no es propietario.

Los investigadores han descubierto, sin embargo, que el denunciante, un hombre de cuarenta y siete años de edad con antecedentes policiales, había cobrado cien euros de uno de los investigados a cambio de que les diera una copia de su documentación para poner dos coches a su nombre.

La Guardia Civil también han descubierto que uno de los investigados, un hombre de sesenta y un años de edad sin antecedentes policiales, es el propietario de un establecimiento de compraventa de vehículos de un pueblo del Área Metropolitana de Granada que servía de cobertura a los vehículos importados; y que el cabecilla de este entramado es un hombre de cincuenta y un años de edad con antecedentes policiales, que fue el que, por un lado pagó al denunciante los cien euros para que le entregase una copia de su DNI para poner los coches a su nombre, el que utilizó los datos del establecimiento de compraventa de coches para matricular ambos vehículos de lujo en España y el que presentó el impreso electrónico número 576 en la Agencia Tributaria con datos falsos con el fin de que el coste del impuesto de matriculación fuera cero euros.

Los tres individuos han sido puestos a disposición judicial en calidad de investigados.