hospimedica2

El SEPRONA de la Guardia Civil de Badajoz investigó a un vecino de Alburquerque, por un supuesto delito de maltrato animal

Estado del perro

Se hallaba en el domicilio del dueño, con evidentes síntomas de desnutrición y condiciones precarias de salubridad. El responsable de la acción, se enfrenta a penas de prisión de hasta dieciocho meses e inhabilitación de hasta cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales

24-septiembre-2020.  La Guardia Civil instruyó diligencias a un vecino del municipio pacense de Alburquerque, como presunto autor de un delito de maltrato animal.

Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes de la Patrulla de SEPRONA de la Guardia Civil de Badajoz, pudieron saber como un vecino del municipio pacense de Alburquerque, supuestamente tenía una mascota en su domicilio sin las mínimas condiciones higiénico-sanitarias y de bienestar animal.    

Con la información recibida, el pasado miércoles, los agentes se personaron en el inmueble y comprobaron la existencia de un perro de raza “Teckel” con evidentes síntomas de desnutrición y en condiciones deplorables de salubridad. Sin agua, comida.., y con tal extrema delgadez y abandono, que difícilmente se mantenía en pie por su debilidad. 

Ante los hechos, al dueño del animal se le han instruido diligencias por un supuesto delito de maltrato animal, por la omisión en la debida atención y cuidado a su perro, así como por la desnutrición y absoluta falta de salud e higiene del animal.

Delito contemplado en el artículo 337 del vigente Código Penal. Enfrentándose a penas de prisión de hasta un año e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales. Pudiendo agravarse la pena por la muerte de los animales, hasta 18 meses de prisión y 4 años de inhabilitación.

Así mismo, se le ha retirado la custodia del perro, que ha sido trasladado a la clínica “Clinivex”, donde será examinado por un veterinario y tratado para salvar su vida, que supuestamente habría muerto, por la falta de atención y cuidados mínimos de su propietario. 

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Badajoz.

La Guardia Civil quiere concienciar a los ciudadanos para que colaboren en la lucha contra el maltrato y abandono animal, para la protección y bienestar de los animales de compañía y denunciar las conductas de las que tuviesen conocimiento.