hospimedica2

La Guardia Civil investiga al presunto autor de un delito continuado de estafa

200924.1 gc

Se le imputa asimismo un delito contra la integridad moral y otro por usurpación de estado civil. La colaboración ciudadana fue clave para detectar las actividades ilícitas. Simulaba la venta a través de internet de productos de protección e higiénico-sanitarios en plena pandemia de covid-19. Las presuntas víctimas un geriátrico y personas en situación de vulnerabilidad al padecer enfermedades graves que los sitúan entre los grupos de riesgo

24 de septiembre de 2020.- La Guardia Civil, en el marco de la operación Muñir, ha imputado en calidad de investigado a un vecino de Madrid de 23 años, como presunto autor de sendos delitos de estafa continuada, contra la integridad moral y usurpación de estado civil.

Fruto de la colaboración ciudadana se tuvo conocimiento de la venta a través del Market de una conocida red social de productos susceptibles de ser utilizados para la prevención, limpieza y desinfección de enfermedades infecto contagiosas, ofertando productos para protegerse de la infección del coronavirus / covid-19 (mascarillas FFP2 y FFP3, alcohol y gel hidroalcohólico en envases de distintas capacidades, cajas de guantes de nitrilo y batas desechables, gafas protectoras). Realizaba las negociaciones para las ventas a través de varias aplicaciones de mensajería instantánea, utilizando para alguna de ellas una tarjeta prepago dada de alta con una identidad falsa.

El investigado ya se dedicaba previamente a la comisión de estafas,  ofertando falsas ventas de ropa y calzado a través de redes sociales y a partir de la declaración del estado de alarma es cuando aprovechando como gancho la necesidad y preocupación generada por la situación sanitaria debido a la pandemia por covid-19 y ante el aumento de la demanda de diversos productos de protección personal e higiénico sanitarios que sufrió el mercado, reconvierte el fraude anterior hacía materiales de protección frente a la pandemia y comienza a publicar en venta este tipo de productos. Tratando así de causar engaño suficiente en las víctimas y consumar la estafa aprovechándose del miedo colectivo creado en el inicio de la pandemia.

Cuando las víctimas, todas personas vulnerables por su estado de salud ante la pandemia, situación está que le habían puesto de manifiesto en el transcurso de las negociaciones de venta de los productos, sospechaban haber sido objeto de una estafa y le reclamaban los productos, llegando en algunos casos a la súplica por su necesidad perentoria al considerarlos imprescindibles para su protección personal y familiar, comenzaba a amenazarlas tanto a los potenciales clientes como a otros miembros cercanos de su familia que esperaban recibir los productos, todo ello con total desprecio y falta de empatía hacia los mismos. Alardeando a mayores de su “supuesta” impunidad ante la justicia al haberles facilitado datos falsos respecto a su verdadera identidad, remitiendo una fotografía de baja calidad del DNI de otra persona a la que usurpaba la identidad y, amparándose en el anonimato que proporciona la red. 

  Esta persona se dedicaba a la venta ambulante, alternando su residencia entre varias ciudades lo que dificultó su localización.

Los hechos investigados transcurrieron a lo largo del pasado mes de marzo, pudiendo identificarse hasta la fecha a veinte víctimas en las localidades de  Manzanares (Ciudad Real), Madrid, Denia (Alicante), Sanlucar de Barrameda (Cádiz), Fuenlabrada (Madrid), Alhaurin el Grande (Málaga), Montizón (Jaén), Ferrol (A Coruña), Mollet del Vallés (Barcelona), Valdetorres (Badajoz), Almuñecar (Granada) y Málaga. 

La investigación continúa abierta no descartándose más víctimas.

El investigado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Plaza de Castilla (Madrid).