hospimedica2

La Guardia Civil de Madrid descubre una plantación de marihuana en una finca de Villarejo de Salvanés

vehiculo guardia civil recurso

Uno de los detenidos prendió fuego a unas plantas secas de marihuana, lo que provocó que se propagara el incendio. Se ha desmantelado una plantación que albergaba más de mil trescientas plantas 

16 de septiembre de 2020.-  Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Compañía de Aranjuez, han procedido a la detención de dos personas por su presunta implicación en los delitos de incendio forestal y contra la salud pública, al descubrirse una plantación de marihuana con 1.314 plantas en diferente estado de germinación.

En la tarde del pasado domingo, los Agentes de la Guardia Civil de Villarejo de Salvanés fueron requeridos por la Central Operativa en Servicio de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid (062), por un incendio en las proximidades de una urbanización de la localidad.

Los equipos de extinción comunicaron a los agentes que el posible foco del incendio se encontraba en el interior de una parcela, por lo que la  Patrulla inició las labores para localizar al propietario de la misma. 

Tras lograr acceder al interior, se pudo comprobar que el origen estaba en la quema de unas plantas, propagándose el incendio rápidamente por la zona, llegando a afectar a 7 hectáreas de pasto.

Durante la inspección ocular en la zona de inicio los Agentes identificaron las plantas quemadas como marihuana, por lo que se comunicó a la Autoridad Judicial competente tal extremo autorizando la entrada y registro.

Así, el lunes, integrantes del Área de Investigación del Puesto de Pinto,  en unión de componentes de los Puestos de Chinchón y Villarejo de Salvanés, realizaron el registro en el interior de la parcela, localizándose una plantación en el interior de la vivienda perfectamente acondicionada con un total de 1.314 plantas en diversos estados de germinación, además de otros útiles para el cultivo.

El hallazgo motivó la detención de dos ciudadanos colombianos de 31  y 52 años, el primero de ellos era el encargado del cuidado de la plantación y que fue el que quemó las plantas ya secas de marihuana.