hospimedica2

La Guardia Civil de Cantabria investiga a cuatro jóvenes por insultar, escupir y agredir a un indigente en Reinosa

CAJERO

Los presuntos culpables, entraron al cajero automático donde dormía la víctima, exclusivamente para agredirle. Los investigados, cuentan con multitud de antecedentes por hechos delictivos 

7 de agosto de 2020. La Guardia Civil de Cantabria investiga a cuatro hombres de 22, 23, 25 y 27 años de edad, por un supuesto delito de lesiones. 

A finales del mes de julio, a altas horas de la madrugada, mientras el indigente dormía en un cajero automático, cuatro jóvenes le gritaron desde fuera “vagabundo de mierda” y entraron de forma repentina, profiriendo más insultos, escupiendo y burlándose de la víctima. Posteriormente, arrojaron un vaso de cristal fuertemente contra él, quedando los restos del vaso estallados a su alrededor.

Tras recibir llamada de la víctima, los agentes del Puesto de Reinosa acudieron al lugar de los hechos, para entrevistarse con la víctima y comprobar su estado, observaron un hematoma de unos 10 cm en su vientre, producto del golpe proferido con el vaso, por lo que le recomendaron acudir al médico y presentar denuncia, por lo sucedido.

En vista de que a penas habían pasado unos minutos, los agentes decidieron hacer una batida por la zona, para localizar a los presuntos culpables, teniendo como resultado la identificación de un joven, que podría corresponder a las características de uno de los agresores e interponiéndole denuncia por no llevar mascarilla.

Instantes después saliendo del mismo lugar, identificaron a dos jóvenes en estado de embriaguez, cuando los agentes les preguntaron por los hechos, manifestaron ciertas incongruencias en un aparente estado de nerviosismo, se procedió a interponerles denuncia por carecer de mascarilla.

Los agentes realizaron las investigaciones oportunas para el esclarecimiento de los hechos, dando como resultado la identificación de los presuntos culpables, tres de los cuales fueron los identificados el día de los hechos y el cuarto durante las pesquisas.

Por todo lo expuesto anteriormente se procedió a diligenciar como investigados a los cuatro jóvenes, con edades comprendidas, entre los 22 y 27 años de edad por un supuesto delito de lesiones.