hospimedica2

El Estado asume el 60% de la deuda a corto plazo de la Generalidad

pere aragones kRNF 620x349abc

Los lazos políticos, y financieros, de Gobierno central y Govern se estrechan. El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y consejero de Economía y Hacienda, Pere Aragonès (ERC), se llevó ayer de Madrid a Barcelona el compromiso del Gobierno por el que este pagará a la Generalitat 1.459 millones de euros, durante los próximos cuatro años, y la reestructuración de la deuda de corto a largo plazo de la administración autonómica catalana por valor de 2.773 millones de euros.

Esto supondrá que el Estado, a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) cubrirá los vencimientos de estos préstamos, lo que aliviará la situación financiera del Ejecutivo de Quim Torrá. La Generalitat dejará así de deber esta suma a los bancos para adeudárselo al Estado, por lo que el montante de deuda pública no cambia: solo se cambia de un cajón a otro.

Aragonès salió satisfecho de la reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Gobierno-Generalitat y anunció tres acuerdos sobre asuntos económicos, que, dejó claro, deben ir acompañados de «la necesaria negociación de los asuntos políticos de fondo», es decir, de la situación de los políticos en prisión preventiva acusados de rebelión por el Tribunal Supremo y la reivindicación del derecho a la autodeterminación.

El representante de la Generalitat informó de que el Gobierno se comprometió a pagar 759 millones de euros a la Generalitat, en base al cálculo a 2008 de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía -inversión del Gobierno en Cataluña en función del PIB catalán respecto al nacional-, y que el Tribunal Constitucional, en su sentencia de 2010, dejó sin efecto para el Ejecutivo. Durante los próximos cuatro ejercicios, el Gobierno incluirá en los Presupuestos Generales del Estado una partida para cumplir el acuerdo sellado ayer. Los primeros 200 millones se incluirán en las cuentas de 2019, si finalmente el Ejecutivo de Pedro Sánchez consigue aprobar los presupuestos en las Cortes Generales.

El segundo acuerdo hace referencia a la financiación de los Mossos d’Esquadra. El Gobierno transferirá a la Generalitat 700 millones de euros adicionales, también durante los próximos cuatro años y reflejándolo en los presupuestos nacionales. Para el del año próximo, el Gobierno deberá especificar una partida de 159 millones para cumplir el acuerdo entre administraciones. Y en los próximos dos meses se concretará el seguimiento hasta llegar a los 700 millones de euros al que asciende el monto.

Junto a esta seguidilla de inversiones y recursos, el Estado asumirá el primer tramo de 2.773 millones de deuda a corto plazo de la Generalitat, un 60% de los 4.543 que tiene en préstamos a menos de un año, según el Banco de España. Estos 2.773 millones obedecen al pasivo estructural. «No fue una cantidad negociada, sino comunicada desde el Ministerio», apuntó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien señaló que desde la Generalitat querían una reestructuración mayor.

Como fuere, esta medida aliviará la situación financiera del Govern y Aragonés abrió la puerta a que posibilitará futuras mejoras de calificación de las agencias de «rating» a la comunidad. La propia Standard and Poor's abrió la puerta a ello hace unas semanas ante el anuncio de esta medida. Como el FLA solo cubre deuda a largo plazo, este montante a deber con los bancos acuciaba a la Generalitat desde hace un par de años: en 2016 el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el entonces vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, acordaron esta reestructuración, pero el departamento de Hacienda de Cristóbal Montoro se opuso

Si bien el encuentro fue entre Aragonés y las secretarias de Estado del Ministerio de Hacienda, fue la titular de la cartera, María Jesús Montero, la que explicó las conclusiones al acabar la reunión. Montero abrió la puerta a que la propia comunidad busque recursos o se endeude para cubrir los 2.773 millones, sin que el FLA intervenga. Sin embargo, ahora mismo Cataluña depende exclusivamente de la financiación del Estado al tener los mercados cerrados. El propio Aragonés señaló que sería el FLA el que cubriría estos 2.773 millones. La Comisión Mixta Gobierno-Generalitat volverá en un plazo máximo de dos meses.
Cataluña asiste hoy al cónclave contra la «insuficiencia» de financiación de las CC.AA.

La reunión entre el Gobierno y la Generalitat se produjo un día antes del encuentro de hoy para impulsar la financiación autonómica entre todas las regiones. Un cónclave que anunció la ministra María Jesús Montero en julio, y que iniciará la negociación política de la futura financiación autonómica. El documento base será el alumbrado hace meses por el equipo del exministro Cristóbal Montoro, que resumía las posturas del Estado y de las comunidades, y al que se han incorporado las alegaciones de las regiones. En el orden del día, al que ha tenido acceso ABC, se incluye como punto principal «analizar la insuficiencia de recursos de las CC.AA. y, consecuentemente, el equilibrio en el reparto vertical de recursos».

La importancia que se le da al cónclave, según la región, es dispar: si bien el nivel mínimo era de directores generales, Madrid contará con su máxima figura, su consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo. En contraste, Cataluña asistirá, pero fuentes de la Generalitat especifican que su representante será un subdirector. Como fuere, supone un acercamiento, ya que la Generalitat no había mandado a ningún representante al Consejo de Política Fiscal en el último año.


Imprimir   Correo electrónico