hospimedica2

El Gobierno levanta el control financiero de las cuentas de Cataluña "como gesto de normalización política"

celaa

La portavoz del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, Isabel Celaá, se ha estrenado este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros anunciando que el Ejecutivo ha levantantado los controles financieros sobre la Generalitat que se mantenían en vigor por el proceso soberanista en Cataluña.

Celaá ha dicho que se trata de un "gesto de normalización" ante el nuevo Govern que preside Quim Torra, con el que Pedro Sánchez quiere mantener una reunión en las próximas semanas para abrir un diálogo político con los independentistas. Sin embargo, el Gobierno estaba obligado a hacerlo una vez que ha decaído el artículo 155 de la Constitución, ya que esta medida se vinculó al mismo.

La también ministra de Educación ha explicado que la titular de Hacienda ha dado "instrucciones a los bancos para que aborden los pagos de la Generalitat sin supervisión". A partir de ahora, el Govern podrá hacer pagos a través de entidades bancarias sin que estos tengan que estar aprobados previamente por el Gobierno de España.

Esto no significa, ha subrayado, "que el Gobierno no vaya a estar informado de las eventuales partidas que pudieran dirigirse a los fines". "Se levanta la supervisión como gesto de normalización política en la confianza de que funcione bien", ha concluido.

Este "gesto", ha añadido, "es también consecuencia del levantamiento del artículo 155 de la Constitución" en Cataluña.

Lo que no ha explicado Celaá es cómo va a poder controlar a partir de ahora que la Generalitat no vuelva a destinar dinero al procés independentista, como, supuestamente, pudo ocurrir antes de que se aprobara un control estricto de las finanzas del Govern catalán. Según ha explicado Celaá en su primera comparecencia, el gesto de hoy "no significa que el Gobierno de España no vaya a estar encima de determinadas partidas".

La comunicación realizada hoy afecta a la obligación de la banca de comunicar al Ministerio todo pago de la Generalitat que transitara por sus cuentas. Era complejo para el sector financiero, pero una importante herramienta de información para el Ministerio. En esta orden ministerial, que no está unida al artículo 155 y que, de hecho, es previa, se estableció que "para que la Comunidad Autónoma de Cataluña pueda ordenar la realización material de pagos por medio de los servicios contratados con las entidades de crédito, deberá acompañar el correspondiente certificado del Interventor, que se ajustará al modelo facilitado por MINHAFP [el Ministerio]".

"En el caso en el que no se aplicara un procedimiento de fiscalización previa, será preciso que, junto con la orden de pago, se acompañe una declaración responsable, con la misma finalidad señalada anteriormente, firmada por los titulares de las entidades y órganos competentes de la Comunidad Autónoma, acorde al modelo establecido por el MINHAFP. Las citadas certificación y declaración responsable deberán ser comunicadas al MINHAFP", ordenó Montoro.

El pasado mes de mayo, el propio Montoro anunció el posible levantamiento de este control financiero en cuanto dejara de tener efectos el artículo 155 de la Constitución. De hecho, el ahora presidente del Gobierno ya abordó esta posibilidad con Mariano Rajoy en la reunión que ambos mantuvieron el pasado 15 de mayo. En el comunicado conjunto que emitieron después el Ejecutivo, el PP y el PSOE, acordaron mantener sólo el control mensual de las cuentas de la Generalitat que se aprobó en 2015..

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha entregado una carta a sus 17 ministros en la que les pide que "el consenso, la negociación y el pacto" se conviertan en el "mecanismo esencial" de funcionamiento del nuevo Ejecutivo. Sánchez les reclama por escrito "medidas adecuadas, ágiles y certeras" para enfrentar los retos del país.

En la carta, el jefe del Ejecutivo pide a sus ministros que se ciñan a "la estabilidad económica y presupuestaria" a la que España está comprometida con la Unión Europea y que negocien con "el conjunto de la Cámara sin exclusiones" con todos los grupos políticos las medidas a adoptar.

Sánchez advierte también que ha transcurrido ya media legislatura, por lo que pide a su equipo que actúen "con la urgencia debida" pero también con "prudencia"

"Estemos siempre a la altura de una ciudadanía que reclama otra forma de gobernar, sirviendo a los intereses generales y a España con toda nuestra dedicación", concluye Sánchez, antes de despedirse con "un abrazo" y su firma manuscrita.


Imprimir   Correo electrónico