hospimedica2

El Ministerio del Interior implanta un sistema para blindar Zarzuela, Moncloa y las Cortes contra el ataque de drones

drones

El Ministerio del Interior comenzó a implantar a finales de julio un sistema que permite detectar a distancia estas aeronaves no tripuladas y, si suponen una amenaza, neutralizarlas

El Ministerio del Interior quiere proteger la sede de las altas instituciones del Estado de la amenaza que suponen los vuelos ilegales de drones. Para ello, ha activado un sistema que detecta de manera remota estas aeronaves no tripuladas, y puede destruirlas llegado el caso. Entre los días 7 y 17 del junio se registraron en el área urbana de Madrid 117 de estos vuelos no autorizados. El Consejo de Ministros ha refrendado este viernes la medida, que comenzó a implantarse a finales de julio.

El sistema, denominado Global, detecta de forma remota e identifica los dispositivos. Puede también seguirlos, monitorizarlos y neutralizarlos si presentan una amenaza para la seguridad de los palacios de la Zarzuela, la Moncloa, el Congreso o el Senado. El ministerio destina 290.000 euros en el dispositivo, que irá implantándose paulatinamente.

Tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, ha justificado la medida por "seguridad ciudadana" y "de los edificios" de las altas instituciones del Estado. Celaá ha recordado el caso del aeropuerto de Gatwick, el segundo del Reino Unido, que en diciembre de 2018 tuvo que cancelar todos sus vuelos, más de 240, por la interferencia deliberada de dos drones.

Previo al Consejo, el subdirector general de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad, dependiente de Interior, Enrique Belda, había explicado a la agencia Efe que a finales de julio se empezó a instalar este sistema tecnológico. Belda detalló que los vuelos que operan sin autorización serán detectados desde el dispositivo de seguridad instalado en cada una de las cuatro sedes de las altas instituciones. Ha informado también de que el objetivo es reducir al máximo los riesgos de las aeronaves, que ya ofrecen unas "prestaciones brutales" a precios asequibles.

En el futuro, en una segunda fase de implantación, el sistema de seguridad vigilará y protegerá también las cárceles. La Guardia Civil ha venido alertando del uso de drones para burlar las medidas de seguridad de las prisiones. El instituto armado ha advertido de que en el mercado existen algunas de estas aeronaves capaces de cargar hasta 100 kilos, que podrían usarse para introducir o sacar droga de los recintos carcelarios.

En septiembre de 2018, el Ministerio del Interior abrió una investigación para aclarar la aparición en un patio de la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga) de tres paquetes con un total de unos 300 gramos de hachís y un teléfono móvil con dos cargadores. El mismo día los guardias encontraron un dron estrellado en las proximidades.


Imprimir   Correo electrónico