hospimedica2

EL Ministro de Interior reestructurará la cúpula de la Policía y la Guardia Civil

marlaska reestructuración

El Ministerio dirigido por Fernando Grande-Marlaska está ultimando la reorganización de sus dos grandes áreas: la Policía y la Guardia Civil. Es más que probable que el decreto con la nueva estructura sea aprobado este mismo viernes en el Consejo de Ministros, según explicaron fuentes cercanas al propio Ministerio.

Una vez nombrados los dos responsables de estos cuerpos, Francisco Pardo, como director de la Policía, y Félix Azón, como responsable del Instituto Armado, el Ministerio quiere sacar adelante ya todos los escalafones inferiores.

Se espera una amplia remodelación de nombres en ambas cúpulas policiales, pero sobre todo en la policial. Estas fuentes explicaron que Grande-Marlaska entendió desde el principio que era mejor que cada Cuerpo tuviera un único mando policial, un único uniformado por debajo del director general. El equipo anterior de Juan Ignacio Zoido corrigió la estructura que tenía el Ministerio del Interior de Jorge Fernández, y decidió dividir el poder en dos grandes áreas: las más operativas y las de carácter más interno. En el fondo se trataba de dividir el poder entre dos mandos. En la etapa de Zoido, los responsables de la seguridad quisieron evitar un mensaje "absolutista".

Ahora, los nuevos jefes de la seguridad del Estado -con Grande-Marlaska y Ana Botella, secretaria de Estado de Seguridad, a la cabeza- entienden, tras consultar con mandos policiales de su confianza, que deben volver al modelo de un solo mando en cada Cuerpo.

Analiza el historial de los nuevos cargos para evitar el 'efecto Villarejo'

Además, sobre la mesa está también la posibilidad de aglutinar las áreas de responsabilidad en cada Cuerpo. Interior sabe que uno de los grandes problemas que afectan a su departamento es la inmigración. Y por este motivo quiere reforzar las áreas de responsabilidad tanto en la Policía como en la Guardia Civil.

Otra de las áreas que saldrá potenciada en esta nueva reestructuración será la lucha contra la ciberdelincuencia. Pero la que será sin duda la gran novedad en esta reestructuración es el área competencial nueva en ambos cuerpos y que se dedicará a la lucha contra la violencia de género, la prioridad absoluta del nuevo departamento de la seguridad del Estado. Lo que sí está haciendo el ministro es pasar y repasar los nombres de los que serán sus nuevos responsables en ambos Cuerpos. Quiere evitar que se produzca el "efecto contagio" con Villarejo, que una vez nombrado se conozca que ha podido tener algún comportamiento cuando menos irregular con el comisario encarcelado en el marco de la operación Tándem. De hecho, ayer, en una entrevista en RNE, el ministro aseguró que está dispuesto a limpiar "el cáncer" en la Policía Nacional, tras revelarse las conversaciones de Corinna Sayn-Wittgenstein grabadas por Villarejo y que la Fiscalía interpretó como un intento de presión para obtener su libertad. El titular de Interior fue claro: "Si un servidor público ha contaminado al Estado intentaremos limpiar ese cáncer que nos ha inoculado; llegar un poco más abajo y limpiarlo". Defendió las actuaciones que está llevando a cabo la Policía contra los comisarios presuntamente implicados en una organización criminal. Uno de ellos, Villarejo, fue quien grabó las conversaciones de la amiga de Juan Carlos I en las que denunciaba actuaciones irregulares por parte del Rey Emérito.

Reivindicó la investigación interna de la Policía y recalcó que su intención y la de la Unidad de Asuntos Internos que participa en las pesquisas es "limpiar el cáncer".

ACCESO A LA FUENTE


Imprimir   Correo electrónico