Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Ángeles Verdes

CADA UNO VA A LO SUYO, MENOS YO QUE VOY A LO MIO

  • Escrito por Redacción

cada-uno a lo suyo

Miguel Torres

Articulo que nos envia, Miguel Torres, sobre la deriva de la sociedad, el egocentrismo y la falta de solidaridad.

CADA UNO VA A LO SUYO, MENOS YO QUE VOY A LO MIO

Reconozco que el paso del tiempo ha hecho de mí un hombre cada vez menos impresionable, no obstante he de admitir que recientemente escuché de la boca de un político una frase que me dejó estupefacto, anonadado, perplejo.

Al oírla pensé en filósofos como Descartes y su “pienso, luego existo” o acaso Sócrates y aquella “sólo sé que no sé nada” o quizás la frase de Aristóteles “el verdadero discípulo es el que supera al maestro”. Sinceramente no estaba delante de ninguno de ellos, la verdad es que quien la pronunció, en el mejor de los casos y a duras penas, superó el bachiller quizás ni eso aunque todos hemos oído hablar de la “sabiduría popular”

Algunos, al leer lo que esto dirán, “¡Este tío tiene demasiado tiempo libre!” y es cierto, gracias a mi actual situación, ahora tengo “todo el tiempo del mundo” y esta es una forma, quizás mas sana que “contar nubes” de pasar el tiempo y en esas estamos.

La frase a la que me refiero, ¡Atención!, es la siguiente: “Aquí todo el mundo va a lo suyo, menos yo, que voy a lo mío”. Bien, en un primer momento he de reconocer, que entendí mal el sentido de la misma ya que no tuve en cuenta el origen y/o procedencia de quien la decía, es decir “un político”. En un primer momento entendí que en este País, cada uno iba a lo suyo, es decir que se preocupaba de sus propias cosas sin meterse en la vida de los demás, pero claro, teniendo en cuenta que éste es un País de cotillas, metomentodo, donde podemos dedicar horas y horas o verter ríos de tinta comentando la vida de los demás, incluso hacer de esto una profesión, pues la verdad, es que estaba mal interpretando su verdadero significado por lo que, evidentemente, la intención del comunicante no era transmitir dicha idea.

En un segundo análisis entendí la verdadera naturaleza de la expresión que no era otra que “aquí cada uno va a buscarse la vida cueste lo que cueste y fastidie a quien fastidie, en beneficio propio aunque sea a costa de los demás”. ¡Eso ya me cuadraba más con mi experiencia vital enmarcada en esta gloriosa nación en la que habito!

Si os fijáis bien algo de eso comenzamos a vivir desde nuestra tierna infancia, en el colegio, ¿Quién no recuerda a aquél niño que a pesar de no ser muy buen estudiante, iba aprobando a costa de copiar, de hacer la pelota al profesor o chivarse siempre de sus compañeros? O quizás mas tarde cuando en el instituto o en la universidad teníamos aquellos grupos de trabajo y en los que siempre había alguno que no hacía nada pero que se llevaba una buena nota aprovechándose del sudor y el tiempo de los que habían realizado el ejercicio.

¡Como recuerdo aquellos años! Y ya han pasado muchos, recuerdo que siempre había alguien que hablaba mucho y no decía nada o que embaucaba a los demás para que hiciesen algo que él no se atrevía a hacer y que cuando venían mal dadas procuraba, siempre, poner tierra de por medio.

Y ahora ¿Quién no ha visto?, en el trabajo por ejemplo, ¿Medrar con los jefes (siempre el mas vago o el mas inútil) y escalar posiciones a costa de sus compañeros?

No sé si tendréis la sensación de que hay demasiados golfos, sinvergüenzas, ladrones, mentirosos y vendedores de humo, aunque todo hay que decirlo, también habréis conocido a gente de bien, pero son los menos y me atrevería a decir que si se les da una oportunidad pueden pasarse al “lado oscuro” a las primeras de cambio.

Nos quejamos de los políticos, de sus mentiras, de su falta de honestidad pero……. ¿Dejamos de defraudar a hacienda a la menor oportunidad?, nos quejamos de la falta de valores en los jóvenes pero….. ¿Qué hacemos cuando alguien llama la atención a nuestros hijos?

Hemos perdido el rumbo o lo que es peor, hemos fijado uno que nos lleva a un naufragio cierto y sin remisión y lo mas degradante es que todo lo que nos debería horrorizar lo hemos aceptado en nuestra vida cotidiana enmascarándolo con palabras como “libertad” o “derecho”, hasta tal punto las hemos ensuciado, esas y otras muchas en cuyo nombre realizamos las atrocidades mas aberrantes.

Queremos que otros hagan por nosotros lo que nosotros somos incapaces de hacer, que otros digan lo que nosotros no nos atrevemos a decir.

Así es como una persona se convierte en un borrego, cuando deja de pensar y otros le dicen como ha de hacerlo, cuando se conforma con tener lo que otros le dicen lo que puede o no tener, cuando sustituimos “moralidad” por “vicio” “, “solidaridad” por “egoísmo” o “unidad” por “discordancia”.

Buscamos el mal en los demás, echamos la culpa de todo siempre a otros porque, como decía mi ilustre político: “Todo el mundo va a lo suyo, menos yo que voy a lo mío” y la consecuencia de tal afirmación, llevada a la práctica la estamos viviendo hoy y la sufrirán nuestros hijos mañana. La pena es que en este País, esta frase es un axioma y por consiguiente tenemos que hacérnoslo mirar.

MIGUEL TORRES TORRES

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones