Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Política

Impuestos, separatismo y migraciones

  • Escrito por Redacción

congreso-diputados 1

Desde Gaceta.es analizan las principales propuestas de PP, Unidos Podemos, PSOE, C's y VOX respecto a la reforma fiscal, la crisis migratoria, el desafio separatista catalán y la cuestión laboral.

La campaña electoral ha arrancado. Después de meses de idas y venidas y de negociaciones sin frutos, los partidos tienen ahora una segunda oportunidad que les permitirá o bien llegar a lo más alto y superar a sus adversarios o bien bajar en posiciones y perder la credibilidad que durante años han intentado mantener. 

Aun así, el escenario es casi parecido o incluso igual que el 20 de diciembre. Ninguna formación conseguirá mayoría absoluta y ello hará que los encuentros a puerta cerrada se multipliquen una vez que se conozcan los resultados. Ya no valen las líneas rojas o los reproches, los líderes políticos tendrán que pelear para que no se produzcan unas terceras elecciones por el inmovilismo de unos y los intereses de otros. 

Los programas electorales continúan siendo los mismos, -con alguna variación que permita atraer el voto y alguna maquetación al más puro estilo Ikea-. ¿Cuáles son las principales propuestas en materia fiscal? ¿Qué soluciones proponen a la deriva separatista? o ¿Cómo solventarían la crisis de refugiados? Estos son algunos de los puntos en los que los ciudadanos se fijarán más a la hora de elegir su papeleta.  

Los Papeles de Panamá impulsan nuevas medidas contra el fraude fiscal

Uno de los ejes centrales de los programas electorales presentados para el 26 de junio recoge las medidas destinadas a prevenir pero, sobre todo, a acabar con el fraude fiscal. 

El Partido Popular continúa alabando los 'logros' conseguidos durante sus cuatro años al frente del Gobierno y apuesta por reducir la carga tributaria de los ciudadanos así como dar un tratamiento más favorable fiscalmente al ahorro y a la inversión. Sin embargo, si algo destaca en su documento es su disposición "a mantener el nivel de esfuerzo máximo en la lucha contra el fraude" exigiendo cambios en las prácticas de Gobierno Corporativo.

Desde la formación de Mariano Rajoy apuestan además por introducir modificaciones en el régimen de las SICAV para garantizar que estas sociedades se utilicen como instrumentos de inversión colectiva. 

Una propuesta similar es la que llevarán a cabo desde Podemos ya que apuestan por "acabar con las SICAV tal y como las conocemos hasta ahora". Para ello, regularán su régimen fiscal para evitar que actúen como pantallas de elusión fiscal de grandes fortunas. 

Con respecto a la persecución del fraude, la formación morada incluye la ampliación a diez años del plazo de prescripción de los delitos fiscales además de un plan integral de lucha contra el fraude en el que se fomente la coordinación entre administraciones así como la aprobación de una ley anual tributaria y el incremento gradual del personal de la Agencia Tributaria. 

Asimismo, apuestan por la ampliación del número y los tipos de tramos en las rentas de más de 60.000 euros anuales,- es decir , que paguen más los que más tienen-, y eliminar las deducciones con un carácter más regresivo. En su programa económico también incluyen una subida de impuestos de más de 20.000 millones, se recoge su interés por recuperar del gravamen efectivo en el impuesto sobre el patrimonio y abogan por un impuesto de sociedades que sea más sencillo y transparente. Sin embargo, una de sus medidas estrella es el denominado “impuesto de solidaridad” para las entidades financieras privadas para que el Estado pueda recuperar las cantidades que el sector ha recibido de las ayudas públicas. 

El PSOE por su parte da un paso al frente e incorpora a su programa del pasado 20 de diciembre nuevas iniciativas para luchar contra el fraude. Por ello, los bancos no podrán tener filiales ni establecimientos en paraísos fiscales y las empresas privadas que cuenten con sociedades offshore no podrán optar tampoco a contratos públicos. 

En el partido de Albert Rivera hacen referencia explícita al cumplimiento de los objetivos de déficit y se comprometen a no crear nuevos impuestos de ningún tipo y a que las clases medias no sufran ningún tipo de subida. Tanto es así, que rebajarán el IRPF en dos puntos y los trabajadores no se verán obligados a pagar el Impuesto de Sucesiones ya que sólo tributarán las herencias millonarias y se fijarán los mismos mínimos y máximos para toda España. En esta línea, el Impuesto de Patrimonio pasará a ser de normativa y gestión estatal.

Por su parte desde Vox abogan por un sistema impositivo basado en la unidad de mercado, la neutralidad fiscal y la igualdad en el esfuerzo fiscal. 

La crisis de refugiados, del Congreso al programa electoral 

Tras la crisis de refugiados vivida en el último año y después de las medidas adoptadas por el Parlamento Europeo, los partidos han decidido posicionarse con más contundencia en materia de inmigración y refugiados. 

En el PP llama la atención que sólo un punto de su programa esté destinado a esta materia. Desde la formación de Mariano Rajoy muestran su apoyo a la labor del Alto Comisionariado de las Naciones Unidas para los Refugiados y señalan que España incrementará sus aportaciones.  

Por su parte, el PSOE, -formación que dedica varios párrafos a criticar la gestión del actual presidente en funciones en esta materia-, se compromete a restablecer una política justa en las fronteras, a flexibilizar las vías de inmigración legal, reforzar la política de integración y a proteger a las personas que huyen de la persecución. 

Desde Podemos apuestan por la creación de una Secretaría de Estado de Políticas Migratorias para implantar un nuevo modelo de enfoque migratorio basado en la coordinación del trabajo entre ministerios relacionados con migraciones y diversidad, además de para concentrar las competencias relativas a migraciones, actualmente dispersas en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el de Interior y el de Asuntos Exteriores y de Cooperación. 

El partido de Albert Rivera, Ciudadanos, destina un apartado completo a esta materia e insisten en que defenderán un espacio Schengen de libre circulación más ambicioso y promoverán una política europea en materia de refugiados en el que se incluya un sistema común de control de fronteras así como una agencia europea Frontex reforzada.

VOX además señala en su programa que España denunciará el acuerdo alcanzado por la UE con Turquía en materia de refugiados. Desde la formación de Santiago Abascal abogan por un mecanismo eficaz para discernir si los refugiados han estado involucrados en actos violentos tanto en sus países de origen como en terceros y en el que se de prioridad a familias, y especialmente a familias cristianas perseguidas por motivos religiosos. 

La cuestión catalana: unidad, plurinacionalidad o reforma constitucional

La cuestión catalana y el modelo territorial siguen estando de plena actualidad. Día tras día, los partidos secesionistas amenazan con seguir la hoja de ruta que lleve a la creación del "Estado Catalán". ¿Qué harían para frenar el desafío separatista? Podemos defiende la convocatoria de un referéndum con garantías en Cataluña para que sus ciudadanos "puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España". En su programa electoral asegura que iniciará "un proceso de cambio constitucional" orientando a resolver, entre otros, los problemas de estructuración territorial del Estado y evaluará las experiencias de Reino Unido y Canadá. En este sentido, señalan que reconocerán constitucionalmente la naturaleza plurinacional de España y garantizarán a los Gobiernos autonómicos "la posibilidad de celebrar consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial de la región en país cuando una mayoría lo pida con intensidad". No especifican cómo debe ser dicha mayoría. Esta postura es antagónica a la de VOX.

La formación que preside Santiago Abascal exige el cumplimiento de la Constitución, la suspensión inmediata de la autonomía de Cataluña y "el procesamiento de los sublevados en el golpe de Estado separatista". Además pide desmantelar de forma progresiva el estado autonómico y promete la devolución directa al Estado de las competencias en Sanidad, Educación y Justicia, y la eliminación de las normas autonómicas discriminatorias entre territorios. 

El PP, que asegura que la unidad de España es "un principio constitucional sobre el que se asienta el bienestar de los españoles", promete "mejorar el marco autonómico" para reforzar la cohesión territorial y la unidad en torno a la pluralidad y la solidaridad. Asimismo, hace mención al desafío rupturista de partidos independentistas -sin mencionar dónde- y defiende su inacción -denunciada por algunos miembros del partido- manifestando que "han aplicado toda la fortaleza del Estado de Derecho".

Además, recuerdan que el PP garantiza, y garantizará siempre, que ni España ni la soberanía nacional sean troceadas y que aplicarán todos los recursos y mecanismos que la Constitución habilita para plantar cara a los que quieren que una parte de España deje de serlo. "Tenemos las mejores herramientas: una Constitución que garantiza los mismos derechos a todos los ciudadanos, un Estado de Derecho que funciona y un Presidente decidido a hacer valer los principios democráticos", dicen. Ciudadanos, por su parte quiere una reforma constitucional que fije las competencias del Estado y de las autonomías y rechaza abiertamente un referéndum rupturista en cualquier Comunidad Autónoma. "La solución es reformar España, no romperla", dicen.

Los socialistas quieren reformar la estructura territorial del Estado con los principios y técnicas del federalismo. Para ello pretenden incluir en la Constitución a las Comunidades Autónomas por su nombre, mejorar el régimen de cooficialidad de las lenguas de España con el objetivo de establecer su reconocimiento como lenguas del Estado y reconocer las singularidades de distintas nacionalidades y regiones y sus consecuencias concretas: lengua propia; cultura; foralidad; derechos históricos; insularidad; organización territorial o peculiaridades históricas de derecho civil.

La reforma laboral: continuismo o cambio del modelo productivo 

La creación de empleo sigue siendo el mantra de todas las formaciones que se presentan a las elecciones del próximo 26 de junio. ¿Qué proponen? Lo analizamos:

La coalición que lidera Pablo Iglesias quiere modificar el modelo productivo y el marco laboral -recuperar la negociación colectiva, es decir, "equilibrar la capacidad de negociación entre sindicatos y empresas- y reforzar la causalidad de los contratos temporales -para casos excepcionales-. Además, pretenden implantar de forma progresiva una jornada laboral máxima de 35 horas semanales y apostar por la contratación pública. Respecto al salario mínimo, apuestan por incrementarlo en dos años hasta alcanzar los 800 euros al mes en 14 pagas, y dejarlo al final de la legislatura en 950 euros al mes.

El PSOE apuesta por la creación de "Plan contra la explotación laboral" que prevé aflorar 78.000 nuevos trabajos que saldrán de más inspecciones laborales -en sector servicios y turismo-, donde se hacen muchas horas extras, y un nuevo Estatuto de los Trabajadores para "recuperar los derechos laborales básicos". En este sentido también apuestan por la derogación de la reforma laboral, aunque manteniendo la limitación de las indemnizaciones a 20 días por año trabajado, a la espera de un acuerdo entre patronal y sindicatos. 

Desde Ciudadanos defienden una reforma laboral en la que se devuelva el peso a la negociación colectiva, y un contrato estable indefinido para "proteger a los trabajadores y ayudar a acabar con la precariedad laboral". Además abogan por "menos impuestos y menos burocracia para los autónomos" y por un complemento salarial para las rentas más bajas que tendría un presupuesto de 2.800 millones de euros anuales. No son partidarios de incrementar el salario mínimo ni de la renta básica.

Por otra parte, el PP aboga por dedicar "todos los esfuerzos" para crear empleo y seguir en la llamada "senda del crecimiento". Se marcan como objetivo que en España "haya 20 millones de ocupados al final de la próxima legislatura". Para ello, prometen incentivos a quien contrate a mujeres que vuelven a trabajar tras la maternidad. Exención de las cotizaciones a los contratos fijos en los primeros 500 euros de salario y durante cuatro años, exención del IRPF a todo el que encuentre su primer empleo durante el primer año, a los parados de larga duración durante los dos primeros años y a los que trabajen más allá de su edad de jubilación durante todo el periodo trabajen. Asimismo defienden que cuando una pyme crezca y revierta sus beneficios podrá duplicar, hasta 10 puntos, su rebaja en el Impuesto de Sociedades y hacen hincapié en la conciliación de la vida laboral y familiar. Para ello, apuestan por impulsar el cambio del huso horario y la finalización de la jornada laboral a las 18:00 horas.

VOX apuesta por apoyar a la iniciativa privada como verdadero motor de la creación de empleo. Para ello prometen simplificar los de trámites para la creación de empresas que tienen que ser únicos para todo el territorio nacional, reducir las cotizaciones sociales de entre 5 y 15 puntos porcentuales. Esta medida será gradual en función de la situación de las arcas públicas y de la evolución de la transición al sistema mixto de capitalización y reparto y un modelo de contrato único (salvo en determinados sectores que por su especificidad requieran un trato diferenciado) por tiempo indefinido, con pacto de duración mínima segura -mínimo legal- y respeto al salario mínimo, y respetar la capacidad negociadora de las empresas y fomentar la participación de los trabajadores en los beneficios. "No podemos aceptar que los convenios sean trabas a la contratación o se fomente el fraude fiscal y laboral", dicen.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones