Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Política

¿Está España en guerra contra el Estado Islámico?

  • Escrito por Redacción

g20 1

Los acuerdos firmados por nuestro país con la Unión Europea, la ONU y la OTAN nos obligan a actuar militarmente cuando uno de nuestros socios es agredido. Así lo ha pedido el presidente francés.

El contundente discurso que el lunes pronunció el presidente de Francia, François Hollande, varía la postura que su administración venía sosteniendo durante la crisis de los refugiados. Tras la cadena de atentados que vivió París durante la noche del 13 de noviembre, ha pasado de aceptar la política de integración y cupos acatada por consenso en el seno de la Unión Europea a alinearse con los postulados de defensa de la identidad nacional que vienen manteniendo países como Hungría, Polonia o Eslovaquia.

Además de solicitar el control férreo de las fronteras ha anunciado su compromiso de acabar con Estado Islámico, “no se trata de frenarlo, sino de terminar con ellos” ha asegurado. Para ello ha decidido triplicar su presencia militar en el Mediterráneo enviando el portaaviones Charles de Gaulle al Mediterraneo.

El presidente Hollande también ha invocado todos los acuerdos internacionales firmados por Francia en los que se contienen clausulas de defensa mutua. En este sentido ha solicitado a la OTAN que ejecute el punto quinto de la Carta del Atlántico, según la cual: ‘’las Partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas, y en consecuencia, acuerdan que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, ayudará a la Parte o Partes atacadas, adoptando seguidamente, de forma individual y de acuerdo con las otras Partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte’’.

Pero también el Jefe del Estado francés ha dado instrucciones a su ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, para que haga valer el artículo 42,7 del tratado de la Unión Europea que establece que “si un Estado es agredido, todos los estados miembros deben aportarle solidaridad”, que podría incluir la vinculación en acciones militares comunes. A esta solicitud ya ha respondido la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, que ha anunciado que mañana se reunirá con Le Drian para tratar este tema.

Finalmente, hay que esperar la respuesta de la ONU, a la que se le ha instado a una convocatoria urgente del Consejo de Seguridad invocando el artículo que establece que cuando “uno de sus miembros es agredido, todos son agredidos” y corresponde una respuesta proporcional.

En virtud de estos acuerdos, que también fueron suscritos por España, especialmente el que se refiere a la Alianza Atlántica, podrían obligar a nuestro país a participar en una guerra contra Estado Islámico.

Respuesta de los líderes occidentales a Hollande

El primer ministro británico, David Cámeron, ha asegurado que sus servicios de seguridad habían desmontado siete atentados similares en los últimos seis meses en suelo inglés y ha asegurado que tras los criminales atentados de París iniciará los trámites para que Reino Unido se sume a los ataques aéreos contra ISIS. Lo ha justificado asegurando que “es lo razonable”. Del mismo modo asegura que es una amenaza a la que se enfrentan todos los países europeos.

Desde Polonia han asegurado que su primera medida será no aceptar la política de cupos de recepción de refugiados a la que se había comprometido el Gobierno saliente y aseguran que “no podemos estar de acuerdo con un compromiso aceptado por un Ejecutivo en funciones que perjudica la seguridad nacional”.

Robert Fico, primer ministro eslovaco, aseguró tras una reunión del Consejo Nacional de Emergencia, que su Ejecutivo trabaja en dos líneas: por un lado el control de la inmigración para detectar islamistas camuflados entre los refugiados que han entrado en su país, por otro el apoyo a Francia en sus compromisos con la derrota de ISIS”.

Viktor Orban, ha señalado en su discurso ante la cámara de representantes de Hungría que “Europa era consciente de este peligro” cuando se ha permitido que los yihadistas hagan su camino por Europa permitiendo una inmigración descontrolada camuflada de refugiados. Ha criticado el “juego de la multiculturalidad que conduce a estos sucesos” y aseguró que “Europa tiene derecho a defenderse” y que “a partir de estos ataques terroristas no se puede negar este derecho desde Bruselas”. Además de las posibles derivas bélicas que pueda tomar la situación considera como primer paso “eliminar el sistema de cuotas de refugiados asignados a cada país”.

Tras una reunión con el primer ministro británico, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha asegurado que aumentará su compromiso en la lucha militar contra Estado Islámico, en una clara referencia a las acciones bélicas que viene realizando en las últimas semanas en territorio sirio.

La canciller alemana, Angela Merkel, también se ha referido a las acciones bélicas en la lucha contra el terrorismo islámico al asegurar que sigue convencida de que el desafío “no debe abordarse solamente con soluciones militares, sino que se debe actuar con varias medidas”, pero ha apoyado las acciones bélicas emprendidas por Hollande, a las que ha calificado de “justa defensa” ante un ataque de las características del viernes pasado.

Finalmente, el presidente español, Mariano Rajoy, ha evitado pronunciarse sobre un compromiso de nuestro país en una hipotética acción militar conjunta de la OTAN o de cualquier organismo supranacional al que pertenezca España. Se ha limitado a señalar que ese tipo de acciones deben ser realizadas por las grandes potencias, en referencia a EEUU y Rusia.

Por Juan E. Pflüger

Gaceta.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones