Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Política

Todo lo que Podemos debería saber sobre la bandera de España y no se atreve a preguntar

  • Escrito por Redacción

pablo-iglesias-bandera

Aunque sus seguidores ondean más la bandera republicana que la oficial, la formación de Pablo Iglesias está debatiendo si debe exhibir o no la bandera de España en sus convocatorias.

Se preguntan si la bandera constitucional les proporcionará más votos o, por el contrario, se los restará. Para despejar cualquier duda, contestamos las cuestiones fundamentales sobre la bandera de España: ¿quién la inventó? ¿Es franquista? ¿Es monárquica? ¿Hay algún motivo para rechazarla?

Una parte de la izquierda española siente una cierta reserva hacia la bandera de España; algunos, indiferencia y otros una cierta incomodidad o rechazo. En realidad, carecen de motivos para ello porque fueron los progresistas del siglo XIX los que, en el terreno de las ideologías, eligieron el rojo-amarillo-rojo para representar sus ideales. En ello coincidieron con la representación de lo español –territorio y medios- y del pueblo, que adoptó espontáneamente estos mismos colores.

¿Quién inventó la actual bandera de España?

La bandera de España se creó en 1785 para los barcos de guerra como solución a ciertas confusiones que había habido en alta mar a causa de que, como la española, varias armadas más utilizaban banderas blancas con sus respectivos escudos.

Al adoptar un novedoso formato de listas horizontales con la del centro más ancha y de los colores rojo y amarillo, que contrastaban mucho con los cielos azules o nublados, se consiguió una bandera eminentemente visual y eficaz incluso a grandes distancias.

¿Por qué se eligieron los colores rojo y amarillo?

Porque los colores de los escudos de Castilla, Aragón y Navarra, los tres grandes reinos que formaban España, son mayoritariamente de los colores rojo y amarillo.

Castilla se representa con tres partes: Castilla propiamente dicha, León y Granada. Castilla es un castillo de oro (amarillo) sobre rojo; León, un león rojo sobre plata (blanco) y, Granada, la fruta de este nombre 'al natural' sobre plata (blanco); Aragón se representa por cuatro palos rojos sobre oro (amarillo) y, Navarra, por unas cadenas de oro (amarillo) con una esmeralda verde en su centro, sobre rojo. Así, pues, la mayoría de estos colores son el rojo y el amarillo, y representan a la totalidad de España.

¿Es franquista la bandera de España?

No; no lo es. Esa es la acusación que se hace a la bandera de España por una parte del pensamiento de izquierdas. Pero hay que recordar que la sublevación de julio de 1936 se hizo al grito de ¡Viva la República! y las fuerzas implicadas no siempre lograron el acuerdo sobre qué bandera utilizar, si la republicana o la roja-amarilla-roja, aunque al poco tiempo readoptaron la bandera de España que había nacido en 1785 y había sido suprimida en 1931.

El bando 'nacional' siguió utilizando el escudo de la II República hasta 1938. Sólo cuando les pareció que su nuevo estado estaba suficientemente consolidado, cambiaron el escudo adoptando uno inspirado -que no igual porque tenía notables diferencias-, en el de los Reyes Católicos.

¿Es monárquica la bandera de España?

Esa es otra de las acusaciones sin fundamento. Ciertamente, fue el Rey Carlos III quien aprobó la nueva bandera roja y amarilla pero fue para identificar los buques de guerra, no la Monarquía. Con el tiempo, esta bandera identificó los castillos de las costas españolas, más adelante las fronteras terrestres, más adelante las unidades del Ejército, etc. Los barcos mercantes fueron el último sector que la adoptó.

Por eso, la bandera roja-amarilla-roja representa a España y lo español, pero no separadamente a la Monarquía. Ésta tiene sus propios símbolos como la corona, el cetro, el escudo real –que es diferente del de España-, el pendón real, la cifra real, el sello real, etc.

Entonces, ¿qué calificativo ha de darse a la bandera de España?

Su nombre es 'bandera de España' o 'bandera nacional'. Nuestra bandera es una de las pocas del mundo que pueden gozar plenamente del calificativo de 'nacional'. Y estas expresiones no tienen connotaciones partidistas ni ideológicas, sino que constatan una realidad histórica que está formada por tres componentes que coinciden en el uso de estos colores, se integran y perduran desde hace siglos:

En el ámbito material, es la identificación del territorio español (desde finales del siglo XVIII) y de todo lo español en general

En el ámbito sociológico, es la representación que se da el pueblo español, que se siente protagonista de la lucha contra el invasor napoleónico (1808-1814) y que le convierte en protagonista de sus propios destinos, dejando de ser súbdito y adquiriendo la cualidad de ciudadano

Y, en el ámbito de las ideas políticas, es la expresión de los ideales de progreso. Fue en Cádiz, cuando en las Cortes estaba elaborándose la primera Constitución (1812), cuando este pensamiento modernizador eligió los colores rojo y amarillo para simbolizar sus ideas, al igual que otros proyectos políticos utilizaban otros colores, como, por ejemplo, el verde de los que en 1820 pretendían restaurar la Constitución de 1812, o el rojo de la revolución cantonal en 1873

Estos tres ámbitos –lo español, los españoles y las ideas de progreso- coincidieron en utilizar los colores rojo-amarillo-rojo, y su integración a principios del siglo XIX y su continuidad, les dotó de carácter nacional, hecho reconocido por el decreto del 13 de octubre de 1843. Las banderas de otras naciones europeas no son tan antiguas, como, por ejemplo, la de Francia (1848), la de Italia (1861) o la de Alemania (1949).

¿Son iguales la bandera de España, la bandera ciudadana o cívica y la bandera del Estado?

En España no se diferencian oficialmente. Hay países en que su bandera ciudadana o cívica no lleva escudo, y la bandera reservada a los organismos del Estado sí.

La Constitución española describe en su artículo 4.1 la 'bandera de España': "La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas". No puede decirse que la Constitución crea esta bandera, sino que recoge lo que la historia nos ha transmitido. Por otra parte, la Constitución ni siquiera cita la posibilidad de que la bandera lleve un escudo.

Podría decirse de otro modo: la 'bandera de España' es la roja-amarillo-roja, y no lleva escudo; y la 'bandera del Estado español', es la misma pero con el escudo establecido el 5 de octubre de 1981.

¿Es 'bandera de España' la roja-amarilla-morada?

No. Las razones están en que no se creó con ese nombre ni nadie la llama así. Todo el mundo, sus partidarios, sus detractores y los indiferentes la llaman 'bandera republicana', 'bandera de la república' o 'bandera de la II República'. En 1931 fue criticada por una parte significativa de los ciudadanos porque sólo era representativa del movimiento republicano.

De hecho, el artículo primero de la Constitución de 1931 dice: "La bandera de la República española es roja, amarilla y morada". Es decir, establece la bandera de una forma concreta de Estado –la república-, concepto que es diferente del de Nación, mucho mñas amplioy permanente.

¿Cambió la bandera de España la I República?

No. Y no se comprende cómo sigue haciéndose tal afirmación, cuando no hay ni un solo documento que sirva de base. Lo que sí se hizo fue, lógicamente, suprimir los símbolos asociados a la forma de Estado suprimida -la Monarquía-, y desaparecieron las coronas reales y las flores de lis.

En aquel tiempo (1873), todos tenían claro cuál era la bandera de España y todos la utilizaban, tanto los defensores de la Constitución y el progreso como el bando contrario, los 'carlistas' -los que defendían la Monarquía absoluta-; éstos adoptaron mucho más adelante una 'bandera tradicionalista'.

También utilizaron la bandera de España otros organismos como los Boy Scouts, los Somatenes, los Batallones Infantiles, la Cruz Roja, los buques de Hacienda...

Si se proclamara una III República ¿Debería cambiarse la bandera de España?

No. Debería continuar siendo la roja-amarilla-roja, porque representa a España. Pero el escudo debería cambiarse obligatoriamente para expresar que el Estado ha abandonado la forma de Monarquía y ha adoptado la forma de República.

Y este nuevo escudo debería ser, precisamente, el del Gobierno Provisional de 1868, mantenido por la I y la II Repúblicas. Para esto sirve el escudo que se superpone a una bandera y por ello se han visto diversos escudos sobre la misma bandera de España: la de la monarquía de Isabel II, la de la Restauración, la del Estado español de 1936-1975 y la de la España constitucional.

¿Hay alguna razón objetiva para la indiferencia o rechazo a la bandera de España?

Objetivamente, no hay ningún motivo para rechazar la bandera de España o avergonzarse de ella. Desde hace siglos es un símbolo claro de todos los españoles, adoptado por los españoles, representativa de su territorio y expresión de los ideales de modernidad, reconocido internacionalmente.

Y queda a la libertad personal de cada español qué actitud tener ante ella. En cualquier caso, como símbolo que es, merece respeto y que se cumpla lo que la legislación establece sobre su uso.

¿Es obligatorio el uso de la bandera de España?

Para los organismos del Estado, sí: las Cortes, Poder Judicial, ministerios, comunidades autónomas, ayuntamientos, Fuerzas Armadas, Policía, embajadas, etc.

Pero para las asociaciones, las empresas, los clubes, y cualquier otro tipo de entidad particular o privada, no. Lo lógico es que, siendo entidades españolas, utilicen la bandera de España.

En cuanto a los ciudadanos, está en su libertad personal utilizarla, como se ve a cada paso: unos la llevan en una cinta anudada al espejo retrovisor interior de su coche, otros en un pin en la solapa; otros la izan en su chalet, sobre todo si alrededor hay ciudadanos extranjeros que izan la suya; otros la cuelgan del balcón de su casa el Día de la Fiesta Nacional (12 de octubre), otros la llevan a las competiciones deportivas, otros se la llevan cuando residen en el extranjero, etc.

La manifestación popular más extensa y espontánea que se conoce, de españoles ondeando masivamente la bandera de España, fue el día 11 de julio de 2010, tras la histórica victoria de la Selección Española de Fútbol en el Campeonato Mundial de Sudáfrica.

ONE MAGAZINE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones