Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Política

Batallas y no batallitas

  • Escrito por Redacción

aguirre-cifuentes

Mariano Rajoy decidió terminar con los nervios, las presiones, los dimes y diretes de su partido en la capital que estaban acaparando los titulares, cuando los populares precisan aparecer unidos en una campaña electoral

Acabar la guerra del PP de Madrid y comenzar cuanto antes la guerra para ganar ayuntamiento y Comunidad el próximo mes de mayo. Pasar de las batallitas internas a la batalla definitiva. Mariano Rajoy decidió el jueves por la noche terminar así con los nervios, las presiones, los dimes y diretes de su partido en la capital que estaban acaparando los titulares cuando los populares precisan aparecer unidos en una campaña electoral que se les presenta muy cuesta arriba en Andalucía; se lo comunicó esa noche a la secretaria general y María Dolores de Cospedal, que ya le estaba metiendo prisa en ese sentido, se mostró de acuerdo en no comenzar el fin de semana sin anunciar, al fin, los nombres de sus candidatas.

Rajoy y Cospedal habían acordado esos nombres un mes antes y de lo único que se ocuparon que conocieran los medios de comunicación fue que la dirección nacional no quería que el poder de los populares madrileños recayera en el dos por uno formado por el tandem Esperanza Aguirre- Ignacio González. Y el equipo se rompió por el lado más débil. En las encuestas llevadas a cabo por encargo del PP Cristina Cifuentes obtenía mejores notas que el presidente actual y aunque González mantiene excelentes relaciones con Cospedal y , aunque poca gente lo sepa, con la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, fue él quien se quedó fuera. La polémica sobre la compra de su ático en Marbella, aseguran en Génova, surgió después de que se hubiera decidido apearle del cartel.

Parlanchinas como son tanto Aguirre como Cifuentes, ninguna de las dos recibió la noticia de su designación hasta después de que hubieron almorzado ayer, poco más tarde de que a Alicia Sánchez Camacho le llegara la orden de Cospedal de no levantar la sesión del comité electoral que preside hasta haber designado a todos los candidatos que quedaban pendientes, incluídos los de Madrid. La presidenta del PP catalán tuvo que anular un mítin que tenía previsto en Lérida y el presidente del Gobierno llamó a Aguirre y a Cifuentes a comunicarles su designación. Con González habló Cospedal y, dicen en el PP, anunciarle que no va a ser candidato «fue muy duro».

Si hay dos políticas de raza con ganas de meterse en la batalla que se va a librar los próximos dos meses y medio en Madrid son precisamente Aguirre y Cifuentes, dos mujeres muy distintas y sin embargo con muchas cosas en común: la capacidad de comunicar, la facilidad para decir exactamente lo que piensan aunque a veces ello les acarree problemas, la dedicacion sin límite de tiempo ni de ganas a la actividad política, el gusto por pisar la calle y combinar el atril de los mítines por la improvisación del contacto directo con la gente. Tanto la una como la otra son elementos discordantes en las líneas oficiales del partido que tienen en común. Y además presumen de ello: hace unos días que se vio a la ex presidenta madrileña en primera fila de una conferencia de Pedro J. Ramírez y menos tiempo aún que vimos a la delegada del Gobierno asistiendo, como única representante popular, al foro ABC protagonizado por su buen amigo, Albert Rivera.

Ambas han sobrevivido a graves percances, Cifuentes a un accidente de tráfico que estuvo a punto de costarle la vida, Aguirre a un cáncer de mama. Aparte de la diferencia de edad, Esperanza Aguirre es más liberal y en algunos aspectos, como el aborto, también más conservadora, mientras que Cifuentes se encuadra en esa izquierda del PP que en ocasiones sobrepasa la raya que le separa del Partido Socialista, diferencias que se corresponden con las que existen entre el electorado de la capital de Madrid y el de las ciudades de la periferia. Mas allá de sus contrastes, sin embargo, las dos van a ser entusiastas protagonistas de la enorme batalla que empiezan a librar desde hoy.

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones