Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
¡¡Enhorabuena, papá!!

¡¡Enhorabuena, papá!!

Felicidades, te me...

Tentar y tocar

Tentar y tocar

Tu piel, blanca y ...

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUESTRA

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUEST…

Por su interés rep...

ETA sustituye a ETA

ETA sustituye a ETA

Ante el anuncio tr...

LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Suerte, mi coronel

  • Escrito por Redacción

rodriguez medel

El Coronel Antonio Rodriguez-Medel Nieto, deja la Comanancia de Zamora tras cerca de siete años al mando de la misma, enamorado de la Guardia Civil, durante sus años en Zamora hizo que la Institución más valorada y querida por los españoles se abriese a la ciudadanía zamorana, se mostrase mas cercana, mas unida al pueblo al que sirve.

Tras su ascenso a Coronel el pasado mes de noviembre, el mismo mes en que fue nombrado Socio de Honor de Circulo Ahumada, por su labor de difusión de la Historia de la Guardia Civil, de sus principios y valores, el coronel Rodriguez-Medel, escritor, historiador y colaborador ocasional de Benemérita al Día, donde hemos publicado alguno de sus articulos sobre Historia del Cuerpo, pasa destinado a San Lorenzo de El Escorial, es evidente la huella que este gran guardia civil, en cuya persona se reflejan esos valores que la Institución a la que pertenece siempre ha tenido gala de tener, honor, lealtad, sacrificio, espiritu benemérito, amor al servicio, ha dejado en Zamora y entre sus ciudadanos.

Muestra de ello es el artículo que desde La Opinión de Zamora y de la pluma de una de sus colaboradoras habituales, Carmen Ferreras, han publicado para agradecer a nuestro Socio de Honor de Circulo Ahumada y colaborador de Benemérita al Día, su trabajo y su buen hacer al frente de la Comandancia de Zamora, por su interés reproducimos a continuación el articulo de Carmen en La Opinión de Zamora:

"Este miércoles, a eso de las tres de la tarde, en el Restaurante Sancho 2, autoridades, compañeros y multitud de amigos despiden, en un almuerzo de homenaje, al coronel Antonio Rodríguez-Medel Nieto. Se va tras su reciente ascenso. San Lorenzo del Escorial será su nuevo destino. Después de más de seis años, llegó a la provincia como teniente coronel el 19 de abril de 2010, Zamora pierde y San Lorenzo de El Escorial gana a un oficial y caballero que ha sido capaz de dejar huella no sólo en la Comandancia de Zamora, también entre los ciudadanos, las instituciones y los amigos que deja por doquier. Ese es su mayor activo.

Dice la estrofa de una vieja canción: "Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar, la llegada de otro amigo. Cuando un amigo se va queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las Aguas de un río". Así es en el caso del coronel Rodríguez-Medel. Así es en el caso de Antonio, el ser humano, el hombre que hace honor a su condición albergando un alto sentido de la justicia, honrando a la amistad y el compañerismo con obras que son amores y no buenas razones. Sostenía Fray Antonio de Guevara, cronista de Carlos I y autor de "El libro áureo del emperador Marco Aurelio", lo siguiente: "Lo que al caballero le hace ser caballero es ser medido en el hablar, largo en el dar, sobrio en el comer, honesto en el vivir, tierno en el perdonar y animoso en el pelear". Y tengo para mí que esa descripción detalla al dedillo al coronel Antonio Rodríguez-Medel.

Nunca, como hasta la llegada a Zamora de este malagueño de la añada del 64, la Guardia Civil, institución consagrada como ninguna otra al servicio de los ciudadanos, se había mostrado tan abierta, tan cercana y tan nuestra. Estimo que la competencia profesional, las grandes cualidades humanas, la sencillez, la tolerancia, el orgullo de pertenencia a una familia, la propia, la que forma con Montse, su esposa, y sus hijos, junto a la otra más numerosa de los hombres y mujeres de la Benemérita, han tenido mucho que ver para que su fructífera etapa en Zamora haya estado rodeada de brillantez castrense y humana y de cercanía a los ciudadanos que tanto valoramos.

Antonio Rodríguez-Medel, escritor e historiador, socio de honor Círculo Ahumada, que ha difundido como nadie la historia de la Guardia Civil, está en posesión de infinidad de condecoraciones y, lo que enseguida te atrapa, es "buena gente" donde los haya, como así lo describen sus compañeros, es un Guardia Civil de casta y de casta le viene. No en vano, este hombre que ha tenido un buen número de destinos vistiendo con honra su uniforme, orgulloso de la institución a la que pertenece, prodigando su cátedra de oficial y compartiendo su magisterio como caballero, tiene el mejor referente en su propio padre, es hijo de quien también ocupara esta plaza, el coronel Ramón Rodríguez-Medel Carmona, hombre de convicciones firmes y extraordinaria trayectoria humanitaria, de la que su hijo es digno sucesor. Antonio es un zamorano más que ya conocía bien esta plaza que holló con su huella años ha.

La columna de hoy se me queda pequeña para poder decir, para poder contar todo lo que de Antonio se me queda en el tintero de los afectos, del reconocimiento, de la gratitud. Y yo tengo una deuda incancelable de gratitud con él. Perdemos al mando pero no al amigo. Aunque, debo confesar que también, hoy, a mí, algo se me muere en el alma por este amigo que se me va. En San Lorenzo del Escorial, en Málaga, en Zaragoza o Toledo, allá donde su destino le lleve, ¡suerte y hasta siempre, mi Coronel!"

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones